La historia de las películas animadas  en México

La historia de las películas animadas  en México

 

A chicos y grandes nos gustan las buenas películas, las que nos hacen reír o llorar, las que tocan tus sentimientos y te hacen estar al filo de tu asiento. Una buena historia merece ser contada, es por eso que el cine es una de las distracciones preferidas de las personas, que podrán tener algún gusto en específico,  pero que también les gustará alguna que otra película animada.

No hay ninguna duda que las mejores películas animadas son de Disney-Pixar, historias llenas de magia y emoción que terminan enamorando a las personas que las ven, pero ¿hay películas animadas en el cine mexicano?

imagen-1

Si bien no es un género nuevo dentro del cine mexicano, sí ha sido de los menos explorados, pues el cine nacional se enfoca en comedias románticas o en los grandes dramas como los del cine de oro. Las películas animadas en México marcaron una tendencia que cambió la percepción sobre las películas animadas.

La animación mexicana suele ser sencilla en comparación con lo hecho en otros países, sin embargo, esto nunca ha evitado que los diferentes equipos creativos, apoyados con más generaciones de animadores nacionales, incursionen en toda clase de proyectos con la firme intención de impulsar esta prometedora industria para crear diversas películas mexicanas animadas.

 

imagen-2

A continuación la cronología de la historia de las películas animadas en México:

– Los Tres Reyes Magos de 1974 es considerada la primer película animada en México, fue estrenada en 1976 y escrita por Rosario Castellanos, sin embargo, mucho antes existió Don Catarino, en 1934, un cortometraje animado de 10 segundos que no fue completado, y después salió El Diablo no es tan Diablo, en 1948, un intento por incorporar la animación a un live action. Estos 2 ejemplos serían pioneros de la animación en México.

-Los Supersabios, en 1978,  se trata de una de las películas más queridas en toda la historia de la animación mexicana y cuyo legado fue determinante para la expansión de la industria hacia inicios del siglo XXI.

Katy la oruga, 1983.  La película méxico-española fue la primera coproducción animada en la historia de nuestro cine.

– Imaginum, en el 2005

-Una película de huevos, 2006

-La leyenda de la Nahuala, 2007, aquí se empieza a explotar la riqueza de la historia y cultura de México y se lleva a las películas de animación, teniendo un gran éxito a nivel nacional e internacional.

– Don Gato y su pandilla 2011, una caricatura clásica con gran éxito en México que se animaría y se llevaría a la pantalla grande.

Lo que queda claro es que una buena película siempre será una buena película y la animación en México tiene mucho potencial aún por explotar, esperemos que sean historias que nos sorprendan y hagan sentir orgullosos.

imagen-3

 

Fuentes: Sector Cine, Cine Premier 

@CronicaMexicana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail