Las cárceles más famosas de México

Las cárceles más famosas de México

Para el buen funcionamiento de cualquier sociedad es indispensable una serie de leyes y normas a obedecer, para que todos podamos vivir en sana convivencia y para protegernos de nosotros mismos. Los mexicanos que no cumplen con esto pueden terminar en las cárceles mexicanas.

Como pasa en cualquier parte del mundo y en la Ciudad de México no es la excepción. Existen personas que no obedecen las leyes y dependiendo de la falta o el delito cometido deben de ser aprendidos en centros de formación o cárceles para que cumplan su condena con la sociedad.  

Una de las prisiones más famosas en la Ciudad de México fue la del Palacio Negro de Lecumberri. Esta fue cárcel de famosos presos a lo largo de su historia.

Otra prisión famosa en la capital azteca es la que se encuentra ubicada en la esquina que forman las calles Arcos de Belén y  Niños Héroes.

La cárcel de Belén tuvo sus inicio en 1863, en este lugar hubo hombres, mujeres y niños. Elllos fueron testigos de una de las prisiones más infames de la ciudad.

Imagen 1

Se cuentan historias que mencionan que el desayuno para los mil 432 presos era un atole con un pambazo, para la comida les daban un caldo insaboro acompañado de hueso con hebras de carne y en raras ocasiones era agregado arroz quebrado mal hecho.

Los presos no contaban con camas ni catres, el suelo era a lo único que tenían derecho durante las horas de pernocta, para reemplazar la camas se usaban cartones o petates que les donaban sus familiares que los iban a ver en los días de visita, su vestimenta era nula, andaban en harapos.

Cárceles mexicanas más famosas

Las mujeres tenían la obligación de prostituirse con los celadores para poder cubrir los gastos de ser liberadas; cuando les llegaba la hora de salir, el acomodo era desorganizado pues en aquellas celdas cohabitaban niñas con con prostitutas, infanticidas con chicas que únicamente habían cometido pequeños robos para no morir de hambre.

La cárcel de Belén siempre representó un doloroso recuerdo para las mujeres de la capital porque antes de ser adaptada como cárcel, en 1683 era un albergue para mujeres desamparadas, mayoritariamente viudas o solteras que para ese tiempo eran consideradas como caídas en desgracia por no tener a un hombre que viera por ellas.  

Los años pasan y todo avanza, por eso te hacemos un listado de las cárceles más famosas de México.

Penal de Alta Seguridad del Altiplano (Estado de México)
Puente Grande (Jalisco)
Santa Martha (CDMX)
Las Islas Marías (Nayarit)
Reclusorio Norte (CDMX)
Reclusorio Sur (CDMX)
Penal de Barrientos (Estado de México)
Penal de Topo Chico (Monterrey)
Lecumberri, el “Palacio Negro”  (CDMX)
San Juan de Ulúa (Veracruz) 

Sin duda alguna estos lugares forman parte de la historia de México ya se debido a sus infames historias detrás de ellos o por el hecho de albergar a algunos de los personajes más “negros” en la historia del país, son lugares temidos al que nadie quiere ir.  

Imagen 3

 Fuentes: México Desconocido, Mundo Ejecutivo, Animal Político

@Cronicamexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail