Los mexicanos y sus habilidades sobrenaturales

Los mexicanos y sus habilidades sobrenaturales

estoerismo

Si hay algo que caracteriza especialmente a los mexicanos, es el folclor cultural y social, con el que abordan prácticamente todas las cosas del día a día. Tan sencillo como pensar que, más del 80% de la población en el país, es abiertamente religiosa y católica, lo que significa que cree profundamente en los mitos y las tradiciones de fe, que esa doctrina les dicta.

Por otro lado, una encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica, afirma que al menos tres de cada diez mexicanos, se reconocen como supersticiosos y además, temen a los asuntos sobrenaturales, diciendo haber tenido alguna experiencia en ese sentido.

Folclor o no, México, como buena parte de América Latina, donde aún persisten las raíces indígenas, conserva todavía muchas de las creencias que acompañaron a los primeros pobladores, aunque sea en forma de mito o leyenda, y eso sigue teniendo gran influencia sobre la vida de las personas.

En Catemaco, Veracruz, se dice que habitan los mejores brujos y hechiceros del país, famosos por una reunión anual, que realizan en el mes de marzo, llamada “Día de los Brujos”. A ese evento acuden personas de todas las regiones, que desean ser curadas de algún mal o para resolver problemas, esperando encontrar la ayuda de los brujos más prestigiados.

En Malinalco, Estado de México, existe el llamado Santuario de Chalma, donde hay una figura de un Cristo Negro, que cada año es venerada por miles de personas. Se acostumbra una peregrinación a pie, desde muchos estados de la república, a lo largo de la cual, las personas que desean un milagro, deben ir bailando como una forma de demostrar su fervor.

Y no hay que olvidar a la que ha sido la bruja más famosa de México, originaria de Oaxaca: María Sabina. En los años 60’s, durante el gran auge de los hippies, María se hizo famosa por su poderes de curandera y con los hongos alucinógenos. Gracias a eso, cobró importancia internacional, acudiendo a ella figuras como The Beatles, The Rolling Stones, The Doors y Bob Dylan.

Quizá toda esta relación que los mexicanos tienen con el mundo de lo paranormal, y las cuestiones de fe, está enganchada a que, en general, el país jamás ha tenido una situación social, política o económica, estable, y sus ciudadanos siempre han vivido al filo de la butaca, esperando lo peor de todo, lo que al mismo tiempo los ha orillado a atenerse a cuestiones divinas, para creer que puede haber un futuro mejor o, al menos, que lo que venga no puede ser peor que lo que está.

Una encuesta del periódico Excélsior, reveló que el 69% de los mexicanos afirma creer en los milagros, independientemente del credo que profesen, o del dios al que adoren. Eso es una cifra alta, hasta se puede decir que México es un país creyentem en casi todo el sentido de la frase, a diferencia de otras naciones, mucho más escépticas, como Estados Unidos o los Países Bajos.

Y para rematar, también las encuestas revelaron que, casi la mitad de los mexicanos, dice creer de alguna manera en extraterrestres, e incluso aseguran que éstos ya han caminado entre los humanos.

Difícil saber qué tanto de lo que creemos es mito, fe o realidad; quizá lo interesante está en que, no importa cuánto avancen la tecnología o la ciencia, porque hoy, igual que hace 500 años, los mexicanos siguen creyendo más o menos las mismas cosas, sólo que en versiones renovadas. ¿O no?

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail