¿Qué hacen los mexicanos en tiempo de crisis?

¿Qué hacen los mexicanos en tiempo de crisis?

crisis2

Aunque suene a término meramente económico, en realidad una crisis abarca mucho más que austeridad en el dinero. Hay crisis sociales, crisis de pensamiento y hasta la llamada crisis de valores, que no es otra cosa que el paso de los años, negado por los más viejos.

En cierta forma, los mexicanos están acostumbrados a las crisis, casi son maestros en eso, y la estable inestabilidad del país, los ha criado a prueba de prácticamente todo. Por eso, de lo que aquí suceda, ya nadie se sorprende.

Son optimistas

Una tras otra, tras otra, tras otra, y a los mexicanos no les ha quedado más que mirar con optimismo hacia el futuro. Bueno o malo, se trata de siempre pensar que las cosas podrían ser mucho peores, así que no pueden estar tan mal.

A diferencia de otros países, en éste la mayoría de la gente parece nunca perder la esperanza, y continúa perseverando, pese a que las cosas se pongan difíciles.

Las encuestas revelan que más del 60% de la población en el país, siempre tiene esperanzas de que su futuro próximo sea mejor que el presente.

Les gusta el chisme

A lo mejor por eso les va como les va. Sólo hace falta un poco de incertidumbre y uno que otro suceso importante, para que los mexicanos se pongan a repartir rumores, como si les pagaran por ello.

Antes era el boca a boca, ahora son las redes sociales, el punto es que los mexicanos siempre encuentran canales para esparcir los chismes, en el peor momento y eso, en lugar de generar estabilidad, hace que crezca aún más el miedo por lo que pueda suceder.

Emprenden

Hemos observado crisis económicas en países desarrollados, donde las personas pierden sus fuentes de trabajo y acaban comiendo de la basura, como un último intento para sobrevivir. En México esto no es tan común, el ingenio que distingue a sus habitantes, les permite intentar de todo, antes de caer en la desesperación.

Las estadísticas señalan que, en tiempos de problemas financieros, aquí proliferan los micronegocios y el comercio informal, que genera fuentes de trabajo e ingresos, para quienes quedan fuera del mercado laboral.

Son estáticos

Aunque la crisis obliga a los mexicanos a emprender, también los deja estáticos, pasmados en una realidad que no transforman, más bien se conforman y avanzan sobre la misma línea.

México se ha visto revuelto por problemas sociales, políticos y económicos enormes, sucesos que impactan a la población y la hacen reflexionar sobre si, el camino que lleva el país es el adecuado; en esos momentos se plantean miles de alternativas, cuentos chinos para un mundo mejor, que al final no resultan en nada. Y es que a los mexicanos tampoco les gustan los cambios.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail