Quién es quién en la brecha generacional

Quién es quién en la brecha generacional

old1

Los adultos hablan, pero no escuchan, los jóvenes imponen, pero no acceden jamás. Eso se llama brecha generacional y eso es lo que sostiene un abismo enorme entre jóvenes y viejos, un factor que les permite no entenderse en circunstancia alguna y ser como enemigos.

Esta situación es la misma desde tiempos ancestrales, los jóvenes y los viejos nunca se han llevado bien porque esa enorme distancia, entre sus conocimientos, su experiencia y el momento que cada uno vive, no deja que se acerquen y convivan.

Sin embargo, el surgimiento del mundo digital y la tecnología, hace por lo menos unos 15 años, vino a acrecentar ese enorme distanciamiento entre unas generaciones y otras.

Por un lado existen los llamados “nativos digitales”, niños y jóvenes que nacieron en el mundo de la tecnología y ven sus resultados como algo que, aparentemente siempre ha estado ahí, de manera natural.

Por otro lado están los “inmigrantes digitales”, generaciones más viejas de adultos que vieron el paso del mundo tradicional al mundo que tenemos hoy. Ellos tuvieron que migrar, aprender y abrir sus mentes para esa transformación tan impactante. Muchos lo lograron, aprendieron y hoy disfrutan las mieles de entender la tecnología, pero muchos otros no pudieron, sus conocimientos no fueron suficientes y su capacidad de aprendizaje no les dio para hacer el cambio de chip.

Por todo eso, hoy parece que jóvenes y viejos están mas lejos que nunca, y es que en unas cuantas décadas el mundo cambió en extremo, las reglas se alteraron y lo que antes era ley, hoy simplemente ya no existe.

Es probable que se trate de un proceso natural, una manera en que unas generaciones y otras se dicen adiós, padres e hijos cortan sus vínculos para vivir unos y otros en mundos diferentes, los primeros terminando y los segundos apenas iniciando.

Es tan simple como recordar que hace tiempo en México el concepto del respeto a los adultos era una ley inalterable; a los padres se les hablaba de usted y no eran sujetos posibles de contradicción aunque no siempre tuvieran razón, sus decisiones no eran negociables y cuando hablaban el resto se callaba.

Hoy existe la posibilidad de discutir y los jóvenes saben que los adultos no están siempre en lo correcto, que se equivocan y tienen derecho a que se los hagan saber; no es una falta de respeto, es que el mundo funciona así ahora, y vivimos en un universo donde se preserva cada vez más la igualdad entre todas las personas. O al menos en apariencia.

Eso de las diferencias generacionales siempre ha existido, sólo que hoy el agujero es más profundo, porque los más jóvenes tienen la posibilidad y el derecho de cuestionarse y cuestionar, y eso ha cambiado los patrones de lo que antes se consideraba respeto o discreción.

Finalmente, estamos viviendo una era en que el concepto de adultez también ha cambiado, unos se vuelven adultos muy rápido y otros no se vuelven adultos jamás; hay ninis, chavorrucos, NOMO, DINK, personas con síndrome de Peter Pan, y un montón de versiones más, de quienes pudieron escapar del molde que les imponía el viejo sistema social.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail