El delivery en México, un negocio en crecimiento

El delivery en México, un negocio en crecimiento

ubereats

En los últimos cinco años, el negocio de las empresas que hacen entregas a domicilio, ha crecido de una manera impresionante, en México. Aunque en otros países existía desde hace tiempo, aquí se ha convertido en toda una novedad, además de una idea emprendedora que, como muy pocas, está sorteando la crisis económica, dando empleos y generando movilidad monetaria en el país.

Lo que hace muchos años podía ser el servicio en bicicleta, de un simple mandadero, hoy se ha convertido en empresas completas que comandan flotillas de mensajeros y personas que llevan prácticamente cualquier cosa hasta las manos de clientes que, además, demuestran que están bastante dispuestos a pagar por el servicio. Y hoy, prácticamente todo esto se mueve gracias a Internet y las apps para celular.

Sin Delantal, Ubereats, Pane En Vía, Punto a Punto, Rappi México, y muchos otros, el mercado actual está inundado de este tipo de empresas que, legales o no, cubren una demanda de los consumidores, que estuvo al aire durante mucho tiempo.

Aunque se trata de servicios que hoy funcionan en las principales ciudades del país, empezando por la Ciudad de México, sí es probable que en los próximos años, observemos una expansión considerable hacia otros estados, siempre y cuando sus habitantes sean personas con capacidad y disposición económica, para adquirir esta clase de servicios.

Ubereats es un fenómeno interesante, que está sonando mucho en la capital del país. De manera inteligente, los creadores inventaron un servicio que, en alianza con restaurantes, manejará una flota de 40 mil repartidores, sin que éstos tuvieran que acudir a una oficina en especial o dar cuentas a un jefe. Todo funciona a través de Internet, donde quienes desean trabajar se inscriben en una aplicación, y acuden a hacer los servicios que se requieren, en el momento que pueden, y en zonas cercanas a donde están. Es igual que los taxis de Uber, pero con comida.

Este servicio genera miles de empleos, sobre todo entre jóvenes que no necesitan tener experiencia, pueden hacerlo en su tiempo libre y en bicicleta. Además, también da trabajo y ganancias a los restaurantes, unos pequeños y otros grandes, que al mismo tiempo, pueden dar más empleos porque tienen más demanda.

Es interesante ver cómo, en un país donde parece que no hay crecimiento económico y la situación es cada vez más difícil, para empresarios y negocios independientes, ideas como esta nos demuestran que, sólo es cuestión de pensar, innovar y buscar cuáles son los intereses y necesidades de los consumidores quienes, dicho sea de paso, no dejan de consumir porque haya crisis, es sólo que lo hacen de una manera diferente y mucho más pensada.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail