¿Qué hay con las áreas verdes de la CDMX?

¿Qué hay con las áreas verdes de la CDMX?

bosque.jpg

Dicen los científicos, que la urbanización masiva de las ciudades, está provocando algo más que el cambio climático, y es un cambio en nuestras mentes. Porque la naturaleza es sabia, y tener o no tener un metro cuadrado de pasto verde para ver todos los días, hace la diferencia.

Diversos estudios han encontrado relación, entre altos índices de violencia y la falta de áreas verdes, en algunas ciudades, pues se sabe que, a nivel cerebral, el observar la naturaleza constantemente, relaja, estimula la mente y reduce la ansiedad. Caso contrario: si no las hay, la gente se vuelve más conflictiva, violenta y ansiosa.

La mancha urbana de la Ciudad de México es un fenómeno abrasivo y voraz, alimentado por la corrupción de funcionarios, y grandes empresas que buscan sacarle jugo al erario público, haciendo obras innecesarias, inútiles y completamente desechables.

Ya en los años ochenta, se calculaban algo así como dos metros cuadrados de área verde por chilango. Hoy, por supuesto, la cifra debe ser bastante menor, pues la población creció y se sustituyeron parques, bosques, y hasta camellones, por enormes edificios habitacionales.

Y de ahí una progresiva degradación de la calidad de vida de los capitalinos, que han visto sus calles invadidas por autos, edificios, changarros, basura, transporte público y un montón de porquerías, que ensucian el paisaje y le quitan los ánimos a cualquiera, de salir a pasear, convivir o hacer ejercicio.

Oficialmente, la Ciudad de México tiene poco más de 20 grandes parques, entre ellos el Bosque de Chapultepec, el Parque Hundido, el Parque de los Venados, el Bosque de Tlalpan y el de San Juan de Aragón. Sin olvidar que, en más de una ocasión, estos mismos han sido víctimas de la codicia de los corruptos, que han intentado venderlos por unos cuantos centavos, a pesar de que son parte de la vida de todos los chilangos, que los usan, los cuidan y los disfrutan.

Por otro lado, el reducido número de áreas verdes importantes en la Ciudad de México va de la mano con la falta de agua, pues las primeras son el principal foco de captación y filtración hacia el subsuelo; los chilangos no nada más somos gris hormigón, también somos de un color pálido porque estamos, literalmente, secos.

Por algo todavía se cree que en provincia, las personas son más felices y tienen mejor calidad de vida, aun cuando sus ingresos económicos no equivalen a los de quienes habitan en la capital. Y es que en muchas ciudades del interior, el progreso de la mancha urbana ha sido más lento y, al mismo tiempo, benévolo con la naturaleza, y los grandes pulmones conservan su lugar en el entorno.

Sí, todo esto suena horrible y lo es, pero aún con todo ese pesado asfalto que nos aprisiona, la CDMX tiene en su extensión, áreas consideradas de tipo rural, donde pastan animales de granja y se cultivan alimentos.

Milpa Alta, Xochimilco, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras, Cuajimalpa y Tláhuac son delegaciones que aún tienen en su territorio, áreas sin contaminar, que se consideran verdaderos oasis en medio del asco que significa la Ciudad de México y su muy contaminada existencia.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail