¿Es el fin de la televisión mexicana?

¿Es el fin de la televisión mexicana?

4348924495_40513f3380_z

Una pregunta no respondida en las estadísticas es: ¿qué tan bajo es el nivel intelectual de quienes consumen telenovelas mexicanas en pleno 2018?; aún más bajo debe ser el de quienes consumen las que actualmente se producen y que son cada vez peores.

Suena a prejuicio, pero no se necesita mucho conocimiento para notar que la televisión mexicana no está en sus mejores años, y por el contrario vive una época de decadencia que incluso plantea, muy a escondidas, su pronta desaparición.

Actualmente son los jóvenes quienes menos consumen televisión nacional, debido a que la mayoría tiene acceso a otro tipo de plataformas en Internet, y cuyos contenidos están mucho más actualizados.

Y sí, mientras Netflix, Amazon Prime Video, HBO y otros servicios de streaming ofrecen contenidos variados en todas las temáticas posibles, la televisión mexicana sigue haciendo telenovelas con las mismas historias usadas hace más de medio siglo.

Claro, como estrategia de mercadotecnia, ahora muchas de las producciones nuevas se autonombran “series” para tratar de engañar un poco al público, aunque al final siguen siendo churros telenoveleros, pensados para señoras que barren y hacen la comida.

Televisa y TV Azteca, las principales televisoras de México, atraviesan hoy una crisis por su negación a aceptar que el público de este país ya cambió y necesita contenidos nuevos, más atractivos y estimulantes, y que la vieja fórmula de las historias de lágrima fácil ya no atrae ni a las moscas.

No todo es tan malo en la televisión nacional, en los últimos años, una que otra propuesta de otros canales menores, ha intentado transformar el panorama y capturar a los espectadores, aunque la tarea no ha sido sencilla, porque los mexicanos permanecen bastante escépticos respecto a lo que puede producir su país en términos de entretenimiento.

Por supuesto que, en términos de televisión, también aplica la de “al cliente lo que pida”, y si en México se siguen produciendo programas basura, seguramente es porque hay televidentes basura que los ven y generan millones de pesos en ganancias para las televisoras. ¿O no?

Como dato inútil, pero interesante, en México un comercial en horario estelar, o sea a la hora de la telenovela de las señoras, se paga en más de un millón de pesos por 30 segundos.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail