Y tú, ¿qué comes?

Y tú, ¿qué comes?

mxfood2

México es un país rico y diverso, tan diverso que ya quisieran muchos tener la variedad de especies animales y vegetales que aquí existen, y gracias a la cual 120 millones de mexicanos se alimentan a diario.

Con el asunto de la globalización, ha sido imposible detener el avance de las costumbres extranjeras sobre las nuestras, al grado de que México ya no puede llamarse a sí mismo auténtico, sino que ya es el resultado de una mezcla de muchas culturas, junto con la que aquí florece.

La comida mexicana es reconocida en todo el mundo, sus sabores son únicos, especiales e impactantes para cualquiera que venga de otro país. Inclusive, sin importar el avance de la cultura extranjera y la popularización de la comida de otros países, la que se hace aquí sigue siendo muy importante, y ahora se fusiona, creando sabores que nadie debería perderse.

El fast food es un concepto propio de los Estados Unidos, adquirido con el american way of life, en los años 50, y cuya propuesta es instalar establecimientos de comida rápida, restaurantes útiles para que las personas no perdieran tiempo cocinando en casa. Y no, los mexicanos todavía no aplicamos mucho para ese patrón, buena parte de las familias aún se sientan a la mesa y se obligan el proceso de preparar los alimentos, aunque eso va disminuyendo con el ritmo acelerado de vida.

A ese mismo respecto, los mexicanos han inventado el fast food de su propia comida, tacos, tortas y hasta pizzas a la mexicana, con huevo, con frijoles y al pastor. Sí, comen comida rápida, pero sigue siendo nacional y no pierde el sabor que caracteriza a este país.

También hay que admitir que lo mexicano no son solamente tacos, tortas y tamales. Mucha de la hortaliza que se consume a nivel mundial, sale de este país, porque aquí hay alimentos buenos, saludables, de calidad y que otros países envidian, aunque aquí no los consumamos mucho.

Creer que la garnacha es mexicana, pero no la fruta, los granos o las verduras, empobrece en mucho la alimentación de quienes aquí viven.

Hay ciertos alimentos que, siendo producidos en México, se venden mucho más afuera y aquí simplemente no tienen mercado. Tal es el caso de los espárragos, cuya producción es una de las más importantes a nivel mundial, aunque los mexicanos prácticamente no los compran ni los conocen.

¿Será que estamos mal educados en el sentido gastronómico? Entre la comida norteamericana y las garnachas mexicanas, hemos perdido toda proporción del buen comer, y de la auténtica salud del consumo responsable.

@CronicaMexicana

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail