¿Dónde quedarán las niñas?

¿Dónde quedarán las niñas?

24768483336_b186cd6168_z

Giselle sólo tenía 11 años y su único error fue haber nacido en el peor estado de la República Mexicana pasa ser mujer: el Estado de México.

Desapareció mientras esperaba a su papá en la calle, todos los que la conocían la buscaron por días, pero sólo apareció asesinada una semana después.

¿Quién está matando a las niñas mexicanas? Las autoridades parecen no tener una respuesta para esa cuestión, y a medida que pasa el tiempo, este tipo de crímenes se van volviendo comunes, del diario, y ya son tantos que no alcanzan las páginas de la nota roja para describirlos.

Como Giselle, otras decenas de niñas fueron desaparecidas y muertas en todo el país durante 2018, un mal que está creciendo más de 60% cada año y ante el cual nadie está poniendo freno.

En los años 90 las llamadas “Muertas de Juárez” impactaron a millones de mexicanos, en ese entonces nadie podía creer que tan horrendos crímenes se pudieran cometer en contra de mujeres jóvenes, pobres, madres solteras y esclavas de maquiladoras.

Hoy día, lejos de lo que muchos hubiéramos querido, los feminicidios son una cosa que parece normal, ya nadie se sorprende, ellas ya no viven tranquilas y salir a la calle es un volado.

Giselle terminaría la primaria este 2019, pero ya no lo hará porque algún cobarde ya le arrebató la inocencia y la vida. Por desgracia su muerte no servirá de nada, será sólo una en la enorme lista que aún espera.

¿Quién será la siguiente?, ¿qué clase de extraño psicópata está esperando afuera de las escuelas, en los parques o en las tiendas para arrancar a otra niña de los brazos de su familia, y cegar su vida para siempre?

No hay nada más denigrante para un país que permitir a sus generaciones más jóvenes morir, perder la esperanza y sepultarse en el miedo, aún antes de llegar a la secundaria.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail