La moda de los Youtubers mexicanos

Empresarios, creativos, emprendedores, jóvenes, innovadores y exitosos, así describen, por todos los medios, a quienes son los Youtubers mexicanos, una generación que encontró su espacio de expresión y de negocio en el videoblog. Youtube es la plataforma que, por excelencia, ha lanzado a los más famosos videoblogueros de México y el extranjero.

El inicio. En el año 2005, la plataforma Youtube fue lanzada al mercado como una opción para búsqueda de música y vídeos en general, con cierta opción a subir los propios. Este último detalle transformó por completo el mundo del Internet, y creció al mismo ritmo de las redes sociales, desarrollando un fenómeno que ahora es característico de la época.

Como un entretenimiento de aficionados, muchas personas comenzaron a subir vídeos hablando de sus propios intereses, demostrando habilidades o enseñando cosas, sin embargo algunos tuvieron la suerte de contar con un carisma que les era desconocido, hasta ese momento, y la fama les llegó con miles de seguidores que miraban, comentaban y compartían los videos en la red.

Entre los primeros youtubers, esos que lanzaron sus videos al mundo, porque no tenían nada mejor que hacer, encontramos a Werevertumorro, Benshorts, Héctor Leal, Caeli y otros tantos más.

Ellos nunca imaginaron que su pasatiempo les traería una carrera completa, fama, fortuna, trabajo y críticas, todo a la vez.

Los mecanismos. Lo cierto es que vivimos en el mundo de la comercialización y la mercadotecnia, nada se mueve gratis, ni porque sí, y atrás de cada historia de éxito de un Youtuber, también hay una maquinaria de gente que lo provoca.

Los videoblogs son una estrategia de comercialización parecida a la de la TV, en la que una serie de anunciantes pagan ciertas cantidades de dinero a cadenas o programas –en este caso videoblogs– que generen cierto número de audiencia, y compran espacios para anunciar ahí sus productos. A más televidentes, en este caso a más reproducciones, más dinero. De ahí que un youtuber mexicano famoso, cobre más de 20 mil dólares por anunciante, además de lo que gana con presentaciones, invitaciones a medios de comunicación, o venta de memorabilia.

Y con todo esto, claro que también viene la censura y la autocensura; si se quiere ganar fama y fortuna, hay que decir lo que el espectador quiere oír, y callar lo que el anunciante no quiere; aunque lo que ellos pidan no sea ni bueno, ni inteligente, ni innovador; ellos pagan y ellos mandan.

Circo, maroma y teatro. Han pasado ya varios años desde que el videoblog se puso de moda, el internauta promedio ha refinado su gusto y se ha vuelto mucho más selectivo y criticón, que no siempre crítico, de lo que mira y comparte en sus redes sociales, de ahí que el mercado del videoblog esté tan competido.

Con el tiempo, los Youtubers famosos han sido puestos como modelos de emprendedores jóvenes, que han tenido éxito en su mercado, sin embargo, hay que aceptar que también son un poco víctimas de la suerte y el azar, y de toda una maquinaria que mueve los hilos detrás, ¿o a poco crees que ellos mismos le ponen pausa a la cámara?

Valeria Lira

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail