México es un país de sacerdotes pederastas

México es un país de sacerdotes pederastas

8847679761_debc23e1c0_z

En medio de un enorme revuelo por la reciente salida a la luz de casos de abusos sexuales, por parte de sacerdotes en Estados Unidos, México está en el ojo del huracán porque aquí se ha hecho muy poco por detener y castigar a quienes cometen esos terribles crímenes.

La periodista Sanjuana Martínez, dedicada a investigar y exponer las bajezas de la Iglesia Católica en el país, ha declarado que aquí hay más de 14 mil sacerdotes pederastas que están en funciones, y actúan libremente dirigiendo iglesias, escuelas y centros sociales, donde tiene a su alcance a niños y niñas, que ven en ellos una figura de autoridad.

Uno de los elementos que alientan estos delitos en el país, es Norberto Rivera, cardenal y principal defensor de la pederastia clerical. Recordemos que hace muy poco tiempo tuvo el desacierto de afirmar en una entrevista pública, que los niños también tenían la culpa por tentar y seducir a sus mayores.

Rivera es conocido en México por defender criminales, además de amenazar y mandar callar a todo el que le es incómodo. Varias veces ha sido denunciado por este tipo de actividades, pero vive protegido por su título de sacerdote, y por toda una cúpula política con la que ha hecho buenas migas.

Lo peor del caso es que este sector religioso tiene a su cargo cientos de escuelas en el país, montones de niños que están totalmente en sus manos varias horas al día, so pretexto de una educación llena de valores y quién sabe cuántas tonterías más.

¿Será que nadie le ha avisado a esos padres que están poniendo a sus hijos en la boca del lobo? Y ni dios, ni la Rosa de Guadalupe, ni nadie podrá salvarlos de estos depredadores sexuales.

Hasta este momento no se ha destapado la cloaca de los sacerdotes abusadores en México, sin embargo, sí se sabe que los casos se cuentan por miles, hay denuncias, testigos y personas que están buscando la manera de hacerlo público. Claro que la principal complicación para ello, es que vivimos en un país corrupto y la Iglesia Católica paga su cuota millonaria para no ser descubierta.

Y ya para rematar, una que otra ironía. La Iglesia Católica de México, esa misma que no ha sido capaz de exponer y denunciar a los abusadores sexuales que tiene en sus filas, es la misma que se ha pronunciado una y otra vez en contra de temas como el aborto y el matrimonio homosexual.

¿Será quizá porque a los católicos mexicanos los rige la doble moral como ley de vida?

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail