Guía criminal de la CDMX: vivir aquí sin morir en el intento

Guía criminal de la CDMX: vivir aquí sin morir en el intento

policia

Hace ya un buen tiempo que la Ciudad de México estaba considerada como la más peligrosa del país, pues por su enorme extensión y gran número de población, obviamente tenía índices delictivos más altos que otros estados.

Hoy en día, no hay un sólo sitio en México que no sea víctima de la delincuencia. Prácticamente todos los estados han sido invadidos por el crimen, aumentando y modificando, incluso la forma en que los vándalos funcionan en la capital del país.

Aunque el crimen es generalizado en todas las delegaciones de la CDMX, es verdad que hay algunas, donde es más probable convertirse en víctima.

Según las estadísticas, Cuauhtémoc es la delegación más peligrosa de la capital mexicana, con más de 70 denuncias diarias por delitos como: robo a transeúnte, robo a casa habitación y tráfico de drogas.

También se sabe que, irónicamente, aunque no pertenece a una de las zonas más castigadas económicamente, es la segunda en proveer reclusos a las cárceles.

Otro foco rojo es la delegación Iztapalapa, “iztapa-lacra”, “iztapa-rata”, que en su enorme extensión, posee algunas de las colonias más peligrosas de toda la capital, de esas donde no debe uno permanecer, ni al ocultarse el sol, ni al amanecer, ni a ninguna hora.

La verdad es que estos datos no son concretos en ningún estudio, pues varían dependiendo de las mediciones y, en general, ninguna delegación de la CDMX se salva de tener sus “fichitas”.

La delegación Iztacalco es otra de esas que suenan a diario en la nota roja de los periódicos locales. Y no es de extrañar, ya que se encuentra pegada al Estado de México y sufre el llamado “efecto cucaracha”, en el que los delincuentes de aquella entidad, simplemente se acercan para diversificar el público al que dirigen sus crímenes.

Un tema trascendental para la delincuencia capitalina es el transporte público. Vivir aquí significa saber y aceptar que en algún momento vas a ser víctima de la delincuencia, si eres usuario de este medio, ya que es uno de los más asediados por los criminales.

Otra vez Cuauhtémoc es el número uno, principalmente en microbuses, ya que el control de la policía sobre las unidades es nulo, hay muchas rutas que no están controladas por el gobierno, e incluso muchos choferes, están en contubernio con los ladrones.

Uno de los tesoros más preciados para los criminales urbanos, son los dispositivos inteligentes, teléfonos, tablets y computadoras, que son fácilmente vendidos en el comercio informal, del cual también esta lleno esta enorme ciudad.

Incierto es el futuro de aquellos que se atreven a subirse al pesero cargando consigo un teléfono de última tecnología. En esta ciudad, el crimen siempre espera en la siguiente parada, escondido en payasitos inocentes que analizan qué tantas víctimas potenciales hay en cada unidad, como para decidir si atacan o la dejan pasar.

Ser mujer es otro factor en contra, cuando vives en la gran ciudad. Esta es una de las tres entidades de todo el país donde más delitos contra féminas se cometen, aunque en este caso, el enemigo mayor está más bien en los hogares, donde ellas son víctimas de violencia por parte de sus parejas.

En cuanto al crimen callejero contra las mujeres, se sabe que la mayor parte de las violaciones se cometen antes de las ocho de la mañana y después de las diez de la noche, momentos en que muchos sitios se vuelven verdaderas bocas de lobo.

Además, estudios han revelado que los delincuentes buscan mujeres que se vean vulnerables, distraídas, hablando por teléfono, o con vestimenta lo suficientemente complicada como para defenderse o correr.

Al final, la única recomendación que realmente sirve, en la Ciudad de México y en cualquier parte del planeta, es esa que dice: “a donde fueres, haz lo que vieres”. Es decir, nunca hay que llamar de más la atención, siempre camuflarse con la población, y no exponerse a zonas solitarias o a horas en que el flujo de personas es nulo.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail