Los huérfanos del feminicidio

Los huérfanos del feminicidio

lonely-604086_640

El feminicidio no solamente tiene como víctimas a las mujeres, también muchas familias se rompen, prácticamente se destruyen, luego de un evento tan trágico, y hay incluso quienes quedan a la deriva.

Las mujeres víctimas de feminicidio son hijas, hermanas, esposas, amigas y madres, y todos quienes quedan a su alrededor deben buscar reconstruir sus vidas como un antes y un después. ¿Pero qué sucede con sus hijos?, ¿quién los protege y a dónde van a parar cuando quedan solos?

La indolencia de las autoridades mexicanas ante el tema del feminicidio es tan grave, que ni siquiera se tiene un registro de los menores que quedan huérfanos y por supuesto no existen protocolos para atenderlos.

Ni sustento, ni apoyo moral, menos aún protección de algún tipo, a menos que tengan familiares cercanos que se hagan cargo, porque de otro modo, los hijos de las mujeres asesinadas se convierten en víctimas indirectas, quedan en el abandono y en algunos casos incluso en situación de calle, porque la madre era la única proveedora de ese hogar.

La situación es todavía más grave cuando el agresor fue alguien cercano, como el padre, y los hijos quedan a expensas de lo que el sujeto en cuestión pueda hacerles. Y en esos casos, tampoco hay un protocolo de actuación que resguarde sus derechos.

Solamente en 2017 se registraron 12 mil feminicidios en México y las víctimas fueron mujeres de todas las edades, desde menores de 5 años hasta mayores de 40, sin distinción de ocupación, clase social o preferencia sexual.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail