Cometa: cine con propuesta

Cometa: cine con propuesta

paw1

Hay ocho canes por cada persona en el planeta, y de esa enorme cantidad, más de la mitad viven en la calle, sin dueño y siendo víctimas de toda clase de crueldades humanas.

La conciencia por el respeto a los animales ha evolucionado poco a poco, lento pero seguro vamos aceptando que ellos tienen derechos, dignidad y una vida que merece respeto, sin importar razas o condiciones. Sin embargo, al menos en México, el interés real por los animales todavía es un tema en el que se navega mucho.

Si los mexicanos aún no terminan de comprender qué son los derechos humanos, entonces difícilmente entienden los derechos animales, y de manera casi imposible los ejercen.

Cometa, él, su perro y su mundo es una película hecha por el realizador mexicano Leonardo Arturo, un joven cineasta que ha luchado con las dificultades de colocar un filme independiente en los cines mexicanos.

Gracias a un programa de crowdfunding, Leonardo recabó apoyo y dinero para que su cinta se estrenara en diciembre de 2017. Siendo la primera película mexicana que habla sobre la crueldad del maltrato animal, el abandono y la importancia de la adopción, miles de mexicanos pusieron su aportación para que esta creación llegara a la pantalla grande.

La historia versa sobre Cometa, un perro que crece en la calle, luego de ser abandonado por sus amos, y Roberto, un joven solitario que encontrará en ese animal las ganas para salir adelante y lograr sus sueños.

Podría ser la historia de casi cualquier mascota y su dueño, dos almas que en algún punto se encuentran y se vuelven inseparables, aún sin importar la diferencia de especies. Pero la verdad, Cometa es la historia de muchos que han encontrado en los animales su propia causa de vida, personas que convertidas en rescatistas independientes, enfrentan la incomprensión, la violencia e incluso la ignorancia de las autoridades, y lo hacen con sus propios recursos económicos y emocionales, en un país al que poco le importa que se respete la vida en todas sus formas.

Apoyar propuestas de cine distintas, lejanas a las clásicas historias taquilleras, sin duda es también apoyar a México, darle oportunidad a los nuevos creadores, a jóvenes que tiene temas y cosas por decir, pero que no siempre son de interés de quienes tienen los presupuestos, o mandan en lo que se proyecta en los cines comerciales.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail