Cuatro cosas que casi nadie sabe sobre la CDMX

Cuatro cosas que casi nadie sabe sobre la CDMX

cdmx2

Enorme y llena de mitos, verdades y mentiras, así es la contemporánea Ciudad de México, que guarda sobre sí misma la historia de todo un país, su construcción, sus felicidades y tragedias, las fiestas y el día a día de millones de personas.

¿Cómo se sostiene la Torre Latinoaméricana?

Inaugurado en 1956, este emblemático edificio fue en su época el más alto de todo el continente, midiendo 182 metros de altura, divididos en 45 pisos que han funcionado como oficinas y hasta radiodifusoras.

Durante mucho tiempo, fue un mito el hecho de saber cómo este enorme monstruo resistía los fuertes temblores que suelen darse en la Ciudad de México. Pero más allá de ideas fantásticas, hoy sabemos que la Torre Latinoamericana es toda una proeza de la ingeniería y la mecánica de suelos, ya que se construyó pensando en que sus cimientos funcionaran como un barco, flotando sobre el agua del subsuelo para ir en contra de las ondas sísmicas, durante un movimiento telúrico.

Expertos han aclarado que, aunque la tecnología usada es muy buena, el edificio sí podría venirse abajo, en caso de un temblor que superara los 9 grados Richter.

Santa Fe, inmundo basurero

Al menos durante la primera mitad del siglo XX, tiempo en que la Ciudad de México comenzó a crecer y modernizarse, la zona de Santa Fe permaneció como un enorme basurero urbano.

En ese sitio se dejaban a diario toneladas de desechos, provenientes de la capital y ahí se establecieron colonias de pepenadores y personas que, de uno u otro modo, vivían de la basura.

Fue en los años 60, cuando el gobierno comenzó a pensar en la posibilidad de crear ahí complejos industriales, sin embargo se desechaba la idea porque la zona carece de abastecimientos cercanos de agua, además de que estaba sumamente contaminada.

Ya para los años 70, el gobierno capitalino pensó en modernizar el sitio, llevando fábricas y escuelas, hechas para quienes ahí vivían, sin sospechar que en menos de 20 años sería una de las zonas más prósperas de la ciudad.

Luego del sismo de 1985, una buena parte de la población decidió dejar de habitar el centro y comenzó a inundar zonas alejadas, como Santa Fe, donde se construyeron universidades y empresas, que elevaron el nivel socioeconómico de la zona.

México-Tacuba, la más antigua

De todo el continente americano, la calzada México-Tacuba es la calle más antigua, pues fue construida en el siglo XIV, por mexicas.

Esta vialidad es enorme, empieza en los límites con el Estado de México y termina en el centro de la capital, camino a través del cual va cambiando de nombre.

De entonces a la fecha, la ciudad ha cambiado y crecido de una manera impresionante, sin embargo, vestigios como éste, permanecen ahí, intactos, recordándonos un pasado prehispánico que no tenemos derecho a olvidar.

Antigua sede de la Inquisición

Justo frente a lo que hoy se conoce como Plaza de Santo Domingo, en el Centro Histórico capitalino, se ubica lo que, a partir del siglo XV y durante largo tiempo, fue el Palacio de la Inquisición.

Cuenta la leyenda que los reyes de España inauguraron ese recinto, con la idea de que ahí se juzgara a todos los herejes e infieles a la fe católica. En sus pasillos que hoy son, entre otras cosas, el Museo de la Medicina Mexicana, fueron apresadas y torturadas, decenas de personas, siendo culpadas de brujería, blasfemia y hasta perversiones sexuales.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail