20 años de la pastillita azul

20 años de la pastillita azul

hand-finger-blue-medicine-matrix-pharmacy-609714-pxhere-com

El sildenafil, sustancia activa del famoso Viagra, es uno de los medicamentos más vendidos en México, y que reporta millonarias ganancias a los laboratorios que lo distribuyen.

En 2018, el Viagra cumplió 20 años de haber salido al mercado para revolucionar la sexualidad masculina, dando un giro total al tema de la disfunción eréctil, que afecta a millones de hombres en el mundo. Ahora todos, hasta los más ancianos, pueden rechinar el petate, ponerle Jorge al niño, echar pasión, ponerle carne al tamal, gratinar el mollete o matar la rata a palos.

Es interesante ver cómo este producto cambió por completo la visión de la sexualidad masculina, a edades tardías, aunque al menos en México, no modificó en mucho el alcance del placer sexual entre la población.

Se calcula que casi el 40% de las mujeres mexicanas no tienen orgasmos o nunca han sentido uno, debido principalmente a las limitaciones culturales que no les permiten a ellas disfrutar una sexualidad plena y saludable, pero también a que ellos son conocidos como ignorantes en el tema.

Así, los mexicanos viven su sexualidad a ciegas, sin saber, sin entender y sin querer mejorar, en términos de su propia salud orgánica y mental.

Los avances en medicina sexual, al menos en México, no contribuyen en mucho a terminar con la ignorancia o los prejuicios, simplemente llenan los bolsillos de empresas enormes que experimentan con la salud humana, pero no se preocupan por su desarrollo.

Y el problema no es que los mexicanos necesiten de una pastilla azul para cumplir con sus necesidades primarias, sino que más allá de eso, desconocen el sentido de sus propias funciones y actúan en los niveles básicos, como si fueran plantas o perros feos.

México es un gran consumidor de Viagra, aunque no se sabe bien a bien para qué o con qué objetivo…

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail