Héroes desconocidos de la historia de México

depositphotos_6110460-Statue-Miguel-Hidalgo-Hero-of-Mexican-Revolution.jpg

Confrontaron al régimen, impusieron sus ideas y cambiaron al país, quizá por eso la historia oficial no los reconoce. Son los héroes, modernos y antiguos, que la memoria mexicana ha olvidado y el recuerdo no les ha hecho justicia.

Nyanga. Gaspar Yanga o Nyanga fue el primer libertador de América tras la conquista española. Antes de Miguel Hidalgo o Morelos, este hombre organizó la primer rebelión de esclavos negros, en el año 1570, en Veracruz. Fue el responsable del surgimiento del primer pueblo libertador, llamado San Lorenzo de los Negros, surgido de negociaciones con la Corona de España.

Epigmenio González. Conspirador de la Independencia de México, iniciador del movimiento y condenado a cárcel por no haber negado su participación en él. Epigmenio González, queretano de nacimiento, formó parte de un intento de secuestro del virrey Francisco Xavier Venegas, ante lo cual fue enviado por el gobierno de España a las Filipinas, en calidad de esclavo, y aun cuando en 1821 se consumó la Independencia, éste no le reconoció su libertad. Dice la historia oficial que, en su vejez, este héroe logró regresar a México y acudió al Palacio Nacional para reclamar su lugar en la historia, pero el gobierno le cerró la puerta en la cara, condenándolo al olvido.

Dolores Jiménez y Muro. Fue una maestra que participó en la Revolución Mexicana. Ayudó a la construcción de los planes de Ayala y Tacubaya. Era periodista, escritora y luchadora de las clases oprimidas, creó poesía por la libertad nacional. Además, participó en grupos como las Hijas de Cuauhtémoc y Socialismo Mexicano, donde se forjaron muchas de las ideas que dieron vida a la Revolución.

Evangelina Corona. Mucho más reciente, Evangelina Corona fue una mujer a quien una tragedia le transformó la vida y la perspectiva. De ser una obrera oprimida en talleres de la avenida San Antonio Abad, en el DF, el terremoto de 1985 la llevó a liderar el Sindicato de Costureras “19 de Septiembre”, llegando incluso a ser diputada en los años 90. Luego de descubrir que a sus patrones, los dueños de las fábricas donde laboraban, sólo les interesaba rescatar su maquinaria de los escombros, y no los cientos de compañeras que quedaron atrapadas durante días, Corona se reveló ante el presidente Miguel de la Madrid y le hizo ver las condiciones de esclavitud en las que trabajaban miles de personas, las que sólo habían sido reveladas porque los edificios de las fábricas no soportaron el peso y el temblor los derrumbó.

Luz María Dávila. Una heroína del Siglo XXI. Esta mujer confrontó al presidente Felipe Calderón, en febrero de 2010, y le reclamó por la guerra contra el narcotráfico, la que en Ciudad Juárez le arrebató la vida de sus dos hijos, de 19 y 17 años, en la conocida Masacre de Villas de Salvárcar. Ella, mujer de clase trabajadora, le hizo ver al mandatario que no podía encontrar al asesino de sus hijos, sólo porque no tenía dinero, pero que eso no los convertía en pandilleros, como él mismo calificó a todos los jóvenes muertos en aquél crimen. A cinco años de la tragedia, esta juarense sigue reclamando al gobierno por los muertos del narco.

Por supuesto, son muchos más los héroes desconocidos de la ingrata historia mexicana, sin embargo, recordar algunos, funciona para saber que la memoria oficial no es la única a quien se debe escuchar, para saber cómo se forjó la nación.

Valeria Lira

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail