En México no todos somos iguales

En México no todos somos iguales

light-number-red-color-machine-blue-284332-pxhere-com

En México no solamente las clases sociales hacen la diferencia entre sectores, hay muchos factores culturales y barreras, que separan a unos y a otros.

Por alguna razón y desde tiempos de la conquista española, los mexicanos aprendieron a hacer diferencias entre rangos, clases, capacidades económicas, color de piel y orígenes. Y desde entonces hasta ahora, ni unos ni otros se sienten iguales o parte de una colectividad, se discriminan entre sí y siempre hacen diferencias.

Nadie puede negar que México es un país enorme, diverso y rico por su variedad de lenguas, culturas y razas, sin embargo, se sabe que también tiene uno de los niveles más altos de discriminación.

Raza, género, religión, estado civil, ocupación, poder adquisitivo, discapacidad, preferencia sexual o política, y hasta padecimientos varios, todo eso es motivo de discriminación entre los mexicanos; al menos el 30% de la población asegura que se ha sentido discriminada por alguna de estas razones.

Si bien es cierto que la situación social y económica no permite que las oportunidades sean las mismas para todos, hay que tomar en cuenta que influyen otras cosas como la percepción que entre unos y otros se tiene.

Ya de por sí es bastante difícil progresar en un país de oportunidades tan limitadas, como para que además entre los mismos mexicanos se pongan los obstáculos para poder salir adelante.

El Consejo para Prevenir la Discriminación (Copred) afirma que en 2016, el 38% de las denuncias recibidas fueron en torno a mujeres que perdieron su trabajo por estar embarazadas; en siete años el Copred recibió más de seis mil denuncias por discriminación, en distintos sectores.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail