¿Eres un wannabe?

¿Eres un wannabe?

wannabe2

No eres como ellos, ni aunque quisieras podrías pertenecer a su círculo porque no te alcanzan los billetes en la cartera y a tu código postal solamente se llega en pesero. Y no, no es que seas pobre, simplemente hay sectores, que en este país están demasiado privilegiados, aunque para todo el resto siempre hay la opción wannabe.

Se calcula que la mitad de la riqueza de México está concentrada en el 1% de la población, mientras el otro 99% agrupa a mortales de a pie, ciudadanos bunker que soportan impuestos, aumentos a la canasta básica, gasolina costosa y pésimos servicios públicos.

Claro que la sociedad mexicana tiene como 40 escalones distintos, desde el estrato más bajo que se considera miseria, hasta las altas esferas donde el papel de baño se trae directamente de París. Pero no necesitas saber a cuál perteneces, basta con saber a cuál finges que perteneces.

Lo que más abunda en México son los wannabe clasemedieros, esos que sueñan con ser de la alta y pretenden gastar en términos parecidos, viven en departamentos de 60 metros cuadrados ubicados en colonias de moda y usan más de la mitad de sus salarios en pagar rentas exorbitantes, aunque sus hogares sean verdaderas pajareras.

Un clasemediero con aspiraciones viste con marcas hechas para su sector, imitaciones económicas de las grandes firmas de diseñador, ropa más cara que la que venden en el supermercado, pero accesible para quien tiene una tarjeta de crédito y puede endeudarse un poco.

Y sí, estos soñadores se van al mall en pesero o en Metro, van por las tiendas buscando las ofertas y aprovechan el momento como un paseo de altura. Luego comen pizza y se regresan a su casa, pensando en comer frijoles el resto de la quincena, porque ya deben hasta las chanclas.

No es su culpa ser wannabes, vivimos en un país donde las apariencias importan mucho y se nos ha enseñado a pretender ser quienes no somos, lo que incluye gastar de más y concentrar el progreso personal en asuntos superficiales, como las marcas o los lugares frecuentados.

No es casualidad que millones de mexicanos vivan en la modalidad de querer ser rubios, de ojos claros, delgados, con dinero y además inteligentes, aunque acumulen otra clase de características que no necesariamente son malas. Por algo este país es el primer consumidor de tinte para cabello en color rubio, a nivel mundial.

La verdad, casi nadie en México puede declarar, como tal, que tiene dinero y vive de forma realmente desahogada. La gran mayoría de los habitantes de este país trabajan todos los días para vivir lo más decentemente que pueden, hacen sacrificios, ahorran y tienen los privilegios que su esfuerzo les regala. El resto, los wannabe, son pura ficción.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail