Trolleadas históricas que sucedieron en México

Trolleadas históricas que sucedieron en México

troll

Con eso de que en México siempre pasan las cosas más increíbles, obviamente los personajes públicos y las instituciones no se salvan de ser la comidilla, carnada para los burlones, los que hacen chistes masivos en Internet, sólo por el simple y sencillo gusto de molestar.

Tenía hambre

En agosto del 2015, un gracioso modificó la biografía del entonces gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, en respuesta a las bajas previsiones que hizo para la economía del país.

No era la primera vez que este particular sujeto era víctima de burlas en la red, debido especialmente a su irónico sobrepeso, en un país donde habitan millones de pobres, y él era una de las voces que mandaban sobre el dinero nacional.

Es así que el bromista puso en la biografía de Carstens, que se trataba de un economista mexicano que “se comió a toda su familia.” Y el chiste se cuenta sólo, aunque podría ser…

Señora economista

Como dicen por ahí, hay veces que la gente se pone, no hay manera de no burlarse, y hasta parece que lo hacen a propósito.

Andrea Legarreta es una conductora estrella de la cadena Televisa, y como si eso no fuera suficiente motivo de burla, últimamente parece ser que ha agarrado el papel de “payasita” de la tele, y no necesariamente porque tenga globos en las nalgas.

Todo empezó cuando esta mujer declaró en televisión abierta nacional, que el precio del dólar no afectaba la economía de México, a menos que uno sólo comprara cosas importadas de Estados Unidos. Sí, cómo no…

Y ya desde entonces, las burlas contra esta pseudo líder de opinión, no pararon, hasta el punto en que otro gracioso modificó su biografía en Wikipedia, para ponerle que, además de conductora, ella era una renombrada economista. ¡Ja, ja y más ja!

Ya se habían tardado

La colectividad demuestra su hartazgo de la situación y del gobierno mexicano, que no responde a las necesidades de los ciudadanos y roban a destajo, sin un gramo de vergüenza.

Luego de la muy polémica elevación al precio de los combustibles en México, a inicios del 2017, los ciudadanos se manifestaron de muchas formas. Es así que un grupo de hackers, no identificado, modificó la página de Google Maps, para renombrar algunos sitios significativos del gobierno federal.

La Residencia Oficial de Los Pinos, donde habita el presidente Enrique Peña Nieto, fue nombrada “Residencia Oficial de La Corrupción”; la Cámara de Senadores se llamó “Deplorable Congreso de la Unión”; la Cámara de Diputados fue renombrada “Cámara de Ratas”.

Este hecho es relevante, no porque vaya a cambiar algo en el país, sino porque quedará para la historia, el recordar que alguna vez los mexicanos se avergonzaron de su gobierno, un agujero de corruptos y ladrones.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail