Mis Ladies

La llegada de las redes sociales ha traído, en los últimos años, un fenómeno mediático muy particular. Se trata de las famosas “Ladies”, damitas que hacen gala de toda su prepotencia, y terminan humilladas por personas que las suben en vídeo a Internet, siendo por un rato la comidilla de los usuarios, y víctimas de frases, memes y toda clase de souvenirs virtuales.

Lady Polanco

En el 2011, el título de Lady se lo llevó una pobre mortal, venida a menos, llamada Azalia Ojeda. Esta mujer fue anteriormente conocida por participar en reality shows de televisión, sin embargo, ese año volvió a estar en boca de la sociedad mexicana al humillar, junto a otra mujer, a un policía que buscaba someterlas, por estar conduciendo un auto, en supuesto estado de ebriedad. La famosa Azalia gritó, pataleó, vituperó y maldijo frente a la cámara de un transeúnte que, en el mismo vídeo, dice no comprender por qué la autoridad no la arresta. Debe su apodo a haber sido arrestada, y mundialmente conocida, en calles de la colonia Polanco, en la Ciudad de México. Y con la cola entre las patas, días después, Lady Polanco tuvo que pedir disculpas por haber sacado a relucir su florido vocabulario frente a la autoridad.

Lady Bosques

De nuevo el alcohol cobró su costo cuando, en el 2012, una joven en estado de ebriedad agredió y amenazó a personas en un bar de Bosques de las Lomas, en el D.F., por una supuesta cartera robada. Otra vez, la cámara de un testigo hizo de las suyas al mostrar a esta mujer en redes sociales; vídeo que dura un largo rato y tiene varios segmentos en los que la protagonista vocifera, trata de llamar la atención y termina llorando porque, dice, no le quieren dar su coche.

 Lady Cucaracha

El pez por su boca muere. Al grito de “¡mi esposo es extranjero!”, esta señora de Morelia se volvió la comidilla de las redes sociales al tratar de evidenciar, ella misma, que había encontrado una cucaracha en los alimentos de un restaurante de dicha ciudad. Frente a su propia cámara, ella pidió una indemnización de cien dólares a la encargada del local de comida china, al tiempo que repetía una y otra vez, que su esposo era extranjero, como si eso tuviera que eximirla de comer insectos. Durante dos minutos, esta Lady amenazó con llevar medios de comunicación, mientras llamaba la atención de los comensales, para advertirles del particular hallazgo, y mostraba la cara de su hija, quien por cierto también era extranjera y no podía comer cucarachas.

Lady IMSS

Dejando de lado el ridículo que hacen algunos en redes sociales, también hay quienes atestiguan situaciones graves. El caso de la Lady IMSS, es la muestra de lo que viven a diario miles de derechohabientes del Seguro Social, personas con enfermedades crónicas que acuden a dicha institución en busca de atención médica o medicinas, y sólo se encuentran con la prepotencia y corrupción de los que ahí laboran.  Esta mujer, grabada en vídeo por los propios empleados, clama y exige que le entreguen los medicamentos que necesita, a lo que los encargados no saben responder, y terminan cerrándole la ventanilla en la cara.

Lady Basura

Un ciudadano común y corriente, cansado de la estupidez de sus vecinos, que a diario dejaban sus desechos sobre la calle, decidió exponerlos en Periscope. El resultado fue la famosa Lady Basura, una señora que con todo el gusto del mundo, se disponía a abandonar su bolsa de basura en la banqueta, cuando de pronto fue captada por la cámara de este individuo. Entre amenazas y empujones, ella se justifica diciendo que la tocaron, mientras el hombre sólo le pide que levante su cochinada. El final de la historia lo conocen los más de 152 mil usuarios que reprodujeron y compartieron el vídeo, en pocos días, ella quedó avergonzada frente a Internet y todos sus vecinos, la policía se la llevó por faltas ciudadanas, y este buen mexicano obtuvo algunos miles de likes en sus redes sociales.

 Y como estos pocos ejemplos hay bastantes más, no sólo mujeres, también está el Gentleman de Cinépolis, el de Polanco, el de Las Lomas, la Lady de Cancún, la de la Banqueta, la Lady Boobs y un montón más. Podríamos decir que esto es resultado de la absurda sobreexposición de la vida diaria, y la intimidad de las personas. Pero la verdad es que sólo es evidencia de que los mexicanos son algo especial, son chismosos, prepotentes, habladores y chillones, pero siempre simpáticos y bien parecidos.

 Valeria Lira

@MoiraBoicot

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail