Así es el postre a la mexicana...

Así es el postre a la mexicana…

pan

Ni franceses ni gringos, los mejores postres son mexicanos y a comérselos nadie le gana a los habitantes de este país, con todo y su sobrepeso, su diabetes y el enorme exceso de calorías acumuladas.

Un mexicano común comienza su día acompañado de un tamal de dulce y su respectivo, casi obligado, atole de algo. No hay nada más nacionalista que un desayuno así, caliente y pesado para blindar el día a día en este complicado país. Hay que tener dulce la sangre para aguantar todas las cosas que pasan.

Tres o cuatro horas después, el hambre vuelve a tocar a la puerta, el sujeto en cuestión se da permiso de recordar su infancia con un gansito o unos pingüinos, de auténtico chocolate artificial, seguidos de un refresco de cola, que aligere la carga pesada de la mañana.

Ya al medio día, y luego de una abundante comida, con su respectivo “mal del puerco”, nuestro querido mexicano completará su dieta con un postre del tipo pastel de chocolate, tres leches, flan de caramelo, o si la patria es pobre, un helado del “Mc roñals” que nunca está de más. Es así que no hay pretexto, ni siquiera del bolsillo, para evitar llegar a la parte más dulce de la comida.

Avanzada la tarde, siempre queda hueco para las galletas y el café; ¿a quién le ha faltado espacio alguna vez para sentarse a echar chisme, mirar televisión o perder el tiempo en alguna plática poco trascendental, que sirve de pretexto para darle rienda suelta a la maravillosa gula?

Al llegar la noche no hay que irse a la cama con la panza de farol. Luego de una abundante cena, digna de cualquier rey, hay que cerrar el día con un concha ahogada en leche, café o chocolate.

Aquel momento, digno de la infancia de muchos, es prueba contundente de que los mexicanos viven para el placer gastronómico, y la expresión más grande de su propio ser, se anuncia por el paladar.

No por nada los mexicanos son casi los más obesos del mundo, ellos sí saben de qué hablan cuando se trata de comida, y hacen que cada gramo consumido valga la pena.

¿Te habías preguntado cómo hacen los mexicanos para tener apetito a cada segundo del día?

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail