En México hay hambre

En México hay hambre

640px-pintada_en_contra_del_hambre_en_el_mundo_cordoba_argentina_2010-01-25

Hambre, ausencia de alimento, insatisfacción de las necesidades humanas más básicas para sobrevivir, así es como vive un sector de la población mexicana que no obtiene ingresos suficientes ni para comer bien.

De 55 millones de mexicanos pobres, 27 millones se ubican en lo que se denomina como “pobreza alimentaria”, lo que significa que no consumen el mínimo de alimentos como para mantener su salud en optimas condiciones, y desarrollarse.

La pobreza es una enfermedad silenciosa, que va carcomiendo poco a poco la vida de muchos mexicanos, les limita desde que nacen, corta sus capacidades intelectuales con una alimentación deficiente, les niega la escuela de calidad, los condena a empleos mal remunerados y los orilla a vivir siempre en la marginación.

Un niño que carece de la alimentación básica, puede ver coartada su capacidad intelectual al grado que nunca será capaz de destacar académicamente, lo que le negará la posibilidad de mejorar su nivel de vida a largo plazo.

En el mismo sentido de lo anterior, es irónico que en un país donde el 33% de los niños son obesos, al mismo tiempo más de un millón de menores también padecen desnutrición crónica.

Este asunto posee muchas aristas, empezando por el abandono del campo, que no permite a miles de familias subsistir con la producción de alimentos. Al mismo tiempo, la comida se encarece y menos personas tienen acceso a ella.

Durante el último sexenio, la canasta básica aumentó más de 100%, lo que significa que el aumento de los costos al consumo prácticamente su duplicó, aunque no así los salarios de los mexicanos que tienen que comer lo mismo, con menos dinero.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail