Curiosidades del Metro de la CDMX

Curiosidades del Metro de la CDMX

metro1

Cada día, millones de personas utilizan este enorme gusano naranja para ir y venir por todos los rincones de la capital mexicana. Recorre miles de kilómetros, transporta, el día a día de una buena parte de la población chilanga, y comunica prácticamente a todas las zonas de la ciudad, que sería un desastre, si no tuvieran un transporte como este.

Muchos mueren en el Metro

Se calcula que entre 50 y 100 personas mueren cada año, en instalaciones del Metro de la Ciudad de México. Ya sea por accidente, por muerte natural o por suicidio, los pasillos y vagones de este enorme transporte, son continúo testigo del fin de la vida, al ser camino diario de millones de personas que, quizá sin darse cuenta, tienen más a este sitio como su hogar, que el lugar que consideran casa.

Inclusive el Sistema de Transporte Colectivo, que controla el Metro, tiene un equipo especial de personas, que se dedican a recoger cadáveres en las distintas estaciones. Su trabajo es acudir, levantar los restos, y esperar a las autoridades correspondientes, evitando que se genere pánico entre la población, hordas de curiosos o un accidente derivado del hecho.

El Metro de CDMX, uno de los más baratos

Con todo y sus deficiencias, hay que reconocer que, por el bajo valor del boleto del Metro, nos ofrece recorrer grandes distancias en muy poco tiempo y de forma segura.

Gracias a un subsidio del gobierno, de casi el 60% del costo real, un boleto de Metro sólo requiere $5 pesos. Es un precio que, comparado con otras capitales del mundo, es casi regalado.

En Nueva York, el boleto de transporte subterráneo cuesta casi tres dólares, mientras en Londres llega casi a los cinco.

Cuentan las leyendas

Como casi todo en México, el Metro capitalino también es parte del folclor popular y suscita muchas historias, mitos y leyendas sobre cosas que suceden en sus instalaciones.

Una historia muy famosa dice que hay una rata gigante, que habita en los pasillos de este particular transporte. Como en película de terror, cuentan que esta bestia vive entre cables, pasillos oscuros y vagones, y se alimenta de las toneladas de basura que deja la gente a diario.

Otra leyenda dice que los pasillos por donde corren los trenes, ocultan un pasadizo secreto, pensado para que, en una emergencia, los militares puedan llegar rápidamente, desde donde estén, hasta el zócalo capitalino.

Pronto el Metro será un transporte ecológico

Estamos en un momento de cambio, en el que la manera en que llevamos la vida está evolucionando, hacia formas mucho más amigables con el medio ambiente. Es así que, se calcula en los próximos años, el Metro de la CDMX se convierta en un transporte eficiente y limpio, que corra alimentado por la basura que se genera a diario en esta enorme capital.

Esto no es una ilusión, pues transportes similares en otras ciudades, como Monterrey, funcionan con este combustible desde hace mucho tiempo. Habrá que ver.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail