Hábitos saludables de los mexicanos

healthy.jpg

Sí, aunque suene raro y no lo parezca, los mexicanos también poseen hábitos saludables, mucho más que sus colegas de otros países en donde ha ganado la mala vida. En este país la calidad de vida todavía se puede rescatar, si se rescatan ciertas costumbres con las que los antepasados lograron sobrevivir, aun cuando no había medicina, ni se sabía nada de nada.

Salir a jugar

Este acto, sencillo, pero con mucho significado, se está perdiendo porque las ciudades de México son cada vez más inseguras y los padres prefieren niños encerrados frente a la televisión, que afuera en peligro.

Hasta hace 20 años esto era todavía lo más común, en las colonias de todos los niveles socioeconómicos. Comer rápido, hacer la tarea y salir a jugar, antes de que se metiera el sol. Y muchos así pasaron toda su infancia, y ahora guardan recuerdos invaluables.

Ese recreo vespertino significaba una prueba de socialización, trabajo en equipo, imaginación y ejercicio físico, cosas que, ningún dispositivo electrónico podrá igualar jamás.

Comer todo el día

En muchas culturas, las horas de comida son algo establecido y que se respeta al pie de la letra, y muchos pasan horas y horas sin probar alimento. En México todos comen, todo el tiempo, a cualquier hora, y para donde quiera que se mire, siempre hay un puesto de algo, un restaurante o un vendedor de comida. Y es que el mexicano no ve su vida cerrando la boca.

Claro que los malos hábitos alimenticios, también nos han llevado a un problema enorme de diabetes y obesidad, sin embargo, la ciencia apoya las comidas constantes como una buena fuente de energía, que acelera el metabolismo y evita generar grasa en el cuerpo. Sólo nos queda cambiar el qué, sustituir las fritangas y los refrescos por elementos más saludables. Y claro, el ejercicio siempre es imprescindible.

Efusividad

En culturas como la china o la europea, ser efusivo no es algo bien visto y las personas son más bien reservadas, ajenas y difícilmente se conectan con sus emociones.

En México ser alegre y efusivo es lo más natural del mundo y no es bien visto quien se reserva. Esta es una ventaja, ya que los mexicanos no saben tragarse sus sentimientos y, buenos o malos los gritan, los cantan, los lloran y hasta se los beben.

Dice la ciencia que ésta es una cualidad, en un mundo donde la comunicación interpersonal es cada vez más lejana; saber demostrar los sentimientos resulta un acierto y un hábito saludable, para la mente y el alma.

El chile

Si los europeos tienen vino, los mexicanos tienen chile. Este hábito, altamente benéfico para la salud, es algo que caracteriza a México a nivel gastronómico.

Y sus cualidades son interminables: tiene vitamina C, ayuda a la circulación, la cicatrización y a la piel, protege el corazón, reduce el estrés, es fuente de hierro y estimula la producción de células buenas.

Y otra cosa muy buena es que es producto nacional, que da trabajo a muchos mexicanos y alimenta una enorme cadena económica, con las casi tres millones de toneladas de variedades que se producen al año.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail