El misterio de “La casa de los macetones”

El misterio de “La casa de los macetones”

A finales de la década de los 50 se dio a conocer un caso que conmocionó a todo México, el caso de La Casa de los Macetones. Una familia vivió encerrada en una casa durante más de 15 años, sin contacto con el mundo exterior; dicho caso trascendió como la historia de “la Casa de los Macetones”, que toma su nombre de los dos enormes macetones que adornaban la entrada.

Rafael Pérez Hernández era un hombre originario de Jalisco, que se casó con una joven llamada Sonia Rosa María Noé y con la que tuvo 6 hijos. Pero mucho antes de que formara esa familia, Rafael sufrió un terrible accidente que le hizo perder un brazo, provocándole un terrible dolor y resentimiento hacia el mundo, y unas ganas incontrolables de maltratar a cualquier persona que se le pusiera enfrente, incluida su familia a quien decidió recluir en su casa ubicada en la esquina de Insurgentes Norte y Godard.

Nadie se imaginaba lo que dentro de esas paredes de ladrillo sucedía; tanto Rosa María como Indómita, Libre, Soberano, Triunfador, Bienvivir y Librepensamiento –nombre de los seis hijos de la familia- trabajaban día y noche en el negocio que les daba de comer: la fabricación de raticidas y otras sustancias que el padre de la familia vendía en los comercios cercanos.

Este negocio dio origen al rumor de que el propio Rafael probó la eficacia de un nuevo veneno en uno de sus bebés recién nacidos que murió.

imagen2

Según la visión que Rafael tenía del mundo, él no quería que su familia estuviera expuesta a los vicios, la corrupción y la maldad del mundo exterior, por lo que los tenía aislados por completo, sin visitas, sin salir a ningún lado y con una dieta basada en frijoles, avena y agua, al borde de la desnutrición.

Además no permitía que sus hijos cuestionaran su autoridad y a la menor falta los encerraba en un cuarto muy pequeño sin posibilidad de ver la luz, ni de probar alimento durante varios días.

Conforme fueron creciendo, los niños comenzaron su maduración sexual y el hecho de no convivir con nadie más provocó que su relación se convirtiera en incesto.

Rafael también tenía la costumbre de comer en restaurantes lujosos y contratar prostitutas para su deleite personal, utilizando y gastando ahí el dinero que ganaba con su negocio, pero todo terminó cuando la mayor de sus hijas –Indómita- decidió trepar hasta uno de los árboles de su casa, para lanzar notas hacia el exterior pidiendo auxilio hasta en tres ocasiones hasta ser encontrada y provocando la aprehensión de su padre el 25 de julio de 1959.

Rafael fue trasladado a Lecumberri, en donde para sorpresa de la población de la prisión y de la sociedad recibía las visitas de su familia, quien aún le tenía respeto a pesar de todo lo que les hizo.

imagen3

La Casa de los Macetones en la cultura popular

Luis Spota se inspiró en esa historia para escribir su novela “La carcajada del gato” y a Arturo Ripstein para dirigir su multipremiada película “El castillo de la pureza” en 1972.

Rafael al final aceptó su culpabilidad y no pudo con ella, por lo que terminó suicidándose en su celda precisamente en el mismo año del estreno de la película que retrata su historia.

 

@CronicaMexicana

Fuentes: https://ivanfariasescritor.wordpress.com/2019/07/25/guia-negra-de-la-cdmx-casa-de-los-macetones/

https://mexicotravelchannel.com.mx/servicios/20201114/el-increible-caso-de-la-casa-de-los-macetones/

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail