Cada vez nos dan menos por más

Cada vez nos dan menos por más

¿Has notado que los productos que compras para tu día a día son cada vez más pequeños? Desde la bolsa de frituras que trae más aire que producto, hasta el jabón que se va haciendo chiquito o los tamaños de refresco que van desde 3 litros hasta casi el tamaño de medio vaso, los artículos que consumimos en México se están haciendo chiquitos, aunque no sus precios.

La llamada “reduflación” es el fenómenos por el cual los productos del consumo básico van reduciendo sus porciones, ya que los fabricantes no pueden lidiar con el alza a los precios y prefieren hacer versiones más pequeñas, en lugar de subir el costo al consumidor.
Este fenómeno es resultado directo de la inflación, que es el alza generalizada de precios al consumidor y está relacionada con el precio del dólar, la gasolina y todo eso que siempre sube, pero nunca baja.
Y sí, efectivamente lo que dicen las señoras es verdad, cada vez todo está más caro y el dinero alcanza para nada, no solamente porque suben los precios, sino porque incluso con el mismo dinero ya no compras lo mismo que hace 3, 5 o 10 años.
Por supuesto que no es un fenómeno exclusivo de México, en muchos países subdesarrollados pasa lo mismo porque la economía se sustenta en monedas extranjeras y la inflación está a tope; en países desarrollados la cosa no va mejor, es sólo que se lleva con más dignidad porque la gente está acostumbrada a mesurarse en el consumo, a no desperdiciar y a gastar poco porque los productos son caros y escasos.
Ya quisiera un europeo desayunar a diario huevos, frijoles, pan fresco, fruta y café, como hacemos en México. En aquel lado del mundo la comida es excesivamente costosa y no hay mucha, así que se conforman con desayunar té y pan frío.
Como dice la misma palabra, los productos se reducen, al tiempo que crece la demanda, aumenta la población y el sistema económico se va volviendo un asunto insostenible. Nadie sabe cómo haremos los mexicanos para seguir sosteniendo una sociedad obesa en un país cuyos precios de vida suben más de 6% al año.
Tal vez llegará el día en que seremos como los chinos, con una población tan abundante que se han tenido que dignar a producir comida de plástico y cartón para alcanzar a alimentarlos a todos

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail