Todos somos Guillermo del Toro

México vive un momento en que muchos no quisieran ser mexicanos, la economía no ayuda, el acervo cultural está en el olvido y encima dudamos unos de otros como resultado de la descomposición social.
Viendo el negro panorama a veces pareciera que ya no tenemos esperanza, pero es aquí cuando suceden cosas que nos hacen volver a creer.
Guillermo del Toro, reconocido cineasta mexicano, recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y aprovechó el momento para mandar un mensaje contundente a sus compatriotas. Con todo el orgullo que es posible tener por el país en el que se nace, abrazó la bandera de México y se reconoció como inmigrante en Estados Unidos, igual a millones más que se han ido de ese lado para luchar por una vida mejor.
Del Toro pidió a los mexicanos, de un lado y del otro, que no perdieran la esperanza ante las dificultades que hoy tienen los dos países, especialmente en temas de migración y violencia, pues hay muchos que están utilizando el miedo para controlar a la población y hacer con ella lo que quieren.
Del Toro es uno de los mejores cineastas de la actualidad y él mismo reconoce que no tuvo un camino sencillo para llegar hasta donde está, sin embargo, nunca perdió la fe en sí mismo ni las ganas de hacer lo que más amaba en la vida.
Además, Guillermo es reconocido por su filantropía, ya que constantemente ayuda a distintas causas, financia a estudiantes, artistas y deportistas, e incluso ha donado dinero a personas enfermas que recurren a él a través de las redes sociales.
Como mexicanos muchas veces creemos que no hay gran cosa de la que estar orgullosos en un país tan caótico como este, sin embargo, personajes como Guillermo del Toro nos regresan la fe, la esperanza y el orgullo de haber nacido aquí.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail