De los niños triquis a una escuela para indígenas talentosos

De los niños triquis a una escuela para indígenas talentosos

Hace más de 10 años los niños triquis conquistaron al mundo con sus habilidades para jugar básquetbol sin zaparos. Hoy han crecido y su historia rinde frutos.

imagen-1

¿Cómo se dieron a conocer?

La historia de los niños que jugaban descalzos comenzó en el 2013. Ellos pertenecen a la etnia triqui de la sierra oaxaqueña y desde entonces han puesto en alto el nombre de México a nivel mundial.

Alrededor del mundo se les admira porque a pesar de vivir en una de las comunidades más pobres de Oaxaca, los niños entrenaban con dedicación y disciplina bajo la motivación del profesor Sergio Zúñiga, quien los acompañó en cada competencia a la que acudían. El primer premio que se llevaron a casa fue el del Torneo Nacional de Básquetbol Infantil.

La mirada estaba sobre ellos en aquel tiempo, en el Festival Internacional de Minibásquetbol de Argentina demostraron nuevamente su gran potencial ganando 6 juegos seguidos, acción que los colocó en el primer lugar a nivel mundial. A partir de ese momento se les brindaron becas para asistir a escuelas en otros países.

imagen-2

¿Qué hay de la academia de niños triquis?

Tras los logros que consiguieron los niños triquis, en los años posteriores se fundó una academia donde asisten niñas y niños que pertenecen a comunidades indígenas de Oaxaca y otras regiones del país con interés en el deporte, para que acudan a torneos nacionales e internacionales que pongan en alto el talento indígena.

Cada infante integrante de esta academia no sólo debe saber jugar básquetbol, se les exige una calificación mínima de 8.5 en la escuela, hablar su lengua materna, leer mínimo un libro cada 15 días y tener metas, pasión y disciplina para todas sus actividades. Esto impulsa a que las y los niños quieran seguir progresando en sus estudios y apoyar a su comunidad de manera significativa cuando sean adultos.

imagen-3

Un distintivo del equipo al salir a cualquier competencia es usar colores que representan al país, pese a que los equipos contrarios sean de proporciones fuertes y robustas a comparación de nosotros, menciona Efraín Martínez, jugador de la primera generación de niños triquis.

En México existen diversas etnias con niñas y niños apasionados por el deporte, así que esta academia se ha convertido en una posibilidad para llevar a cabo sus sueños. Pese a no recibir apoyo del gobierno, los fundadores han buscado la manera de salir adelante y ya cuentan con sedes en Chiapas, Oaxaca, Torreón y en la Ciudad de México, convirtiéndose en un ejemplo a nivel mundial.

Fuentes

https://oaxaca.eluniversal.com.mx/deportes/14-10-2019/que-fue-de-los-ninos-triqui-que-jugaban-descalzos

https://www.infobae.com/america/deportes/2019/04/30/ninos-triquis-los-heroes-descalzos-que-reivindican-a-las-comunidades-indigenas-a-traves-del-deporte/

https://elpais.com/deportes/2016/07/04/actualidad/1467596746_462697.html

https://matadornetwork.com/es/la-historia-de-los-ninos-triqui-esos-luchadores-que-son-un-orgullo-mexicano/

https://www.instagram.com/p/BGheQ-PDM4p/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail