Los peores spots políticos

pinocho.jpgLa política en México no es propiamente el arte de gobernar, sino más bien el de manejar, manipular y engañar a la democracia. Quizá una de las cosas más habladas, cuando hay campañas políticas, son los spots, comerciales que debieran dar a conocer las propuestas de candidatos, pero que en realidad sólo sirven para hacer ver la triste situación legislativa en México, con candidatos carentes de ideas, y dominados por una mano vieja y torpe que se llama “sistema”.

A continuación, un recuento de los peores spots políticos realizados en México, esos que en lugar de dar ganas de votar, ¡dan ganas de llorar!

Ya chole

Ya chole con la manipulación. Este spot, auspiciado por el Gobierno Federal, fue uno de los más criticados en 2015, porque además de congraciarse con mentiras, también le dice a la gente que ya le baje a sus quejas, y vea la maravilla que están haciendo sus funcionarios públicos.

Es una patada en el trasero, como decir que ya se callen, le paren a sus críticas y los dejen “trabajar”. Sí, claro.

Que sepas a dónde se va tu dinero…

El colmo del cinismo está representado en un spot de la ex candidata Lilia Abed, del PRI. Esta joven e ingenua mujer, fue víctima de su propio partido cuando, después de recibir millonarias cantidades para las elecciones locales del 2015, sólo le dieron una moneda de dos pesos para hacer su campaña política, por una diputación local en la Ciudad de México. Y todavía, le pidieron el cambio.

Así fue como surgió este triste spot, pobre de ideas, de presupuesto y de dignidad, pero eso sí, lleno de ilusión.

A veces parece que la política mexicana subestima a sus votantes. De verdad piensa que unas tonaditas familiares y las palabras más sencillas, son suficientes para vender una forma de gobierno y ganar una democracia.

Síganse riendo

Roberto Madrazo fue candidato a la presidencia, en 2006, por el PRI. Y en este caso, su partido sí le dio dinero suficiente para no escatimar en spots manipuladores y engañosos. Las promesas son las mismas, desde que el mundo es mundo; la pobreza, la seguridad, los malos en la cárcel y la justicia, pues muy justa. Y los malos: haciéndose pipi del miedo.

Lo triste es que este mismo rostro sea el de la corrupción, y la otra cara de la democracia autoritaria que reina en México.

El presidente de “la verdad”

El chiste se cuenta solo. Los contribuyentes sólo pagamos impuestos para que otros se cacareen entre ellos, se manden besitos o mentadas de madre, y se quejen ante las cámaras de televisión. Es como si el sistema político mexicano fuera un talk show en vivo, con señoras chismosas, esposos infieles, y una conductora pomposa y arrabalera.

Fox, en aquel entonces candidato y posteriormente presidente, nada más vino a carcajearse y a que se carcajearan de él. En este caso fue el candidato del PRI quien vino a chillarle a los votantes, que le rompieron su corazoncito.

Total, que este spot nada más es una muestra del lavadero que es la democracia mexicana, con todo y sus trapitos para colgar al sol.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail