¡Súbete a la bici!

bci.jpg

Aunque parece mentira, una de las entidades más ciclistas del país es la Ciudad de México. Aquí se realizan un promedio de 110 mil viajes diarios en bicicleta, con todo y que la capital está plagada de baches, camiones y obstáculos, que podrían desalentar al que anda sobre dos ruedas.

Quizá es precisamente la falta de espacios y la necesidad de cambiar, lo que ha provocado que el movimiento ciclista en México haya tomado tanta fuerza en los últimos años. Por todos lados surgen grupos de personas, jóvenes, ancianos, niños, mujeres, Godínez, estudiantes, comerciantes y turistas, que se suben a la bici y reclaman su derecho de transitar por las calles.

Y no es para menos, ya que la situación, entre el tránsito y la contaminación, ya está llevando a los mexicanos, no solamente a los chilangos, a tener que replantear sus estrategias de movilidad porque, simplemente hay más autos que personas, y hacer segundos, terceros y cuartos pisos, no ha resultado la solución más inteligente al problema.

Parece lejano y utópico, pero países como Holanda han logrado que su parque ciclista sea mucho mayor a su parque vehicular, con toda la infraestructura que eso significa, y cambiando por completo la movilidad de sus ciudadanos, que en consecuencia ahora son mucho más saludables, conscientes del entorno y civilizados.

Claro que siempre hay quien lleva la contra por miedo al progreso y al cambio. Muchas personas viven con la idea de que las calles se hicieron para los coches, y no hay lugar para lo que dicen es “un juego de niños”. Sin embargo, la creciente cantidad de ciclistas que rueda por las calles de las grandes ciudades, como la CDMX, ha demostrado que sí es posible cambiar el patrón de movilidad, al que el sistema nos tiene acostumbrados.

Son tiendas, carriles, ciclopistas, cicloparques, biciestacionamientos, reuniones ciclistas, manifestaciones en bici, enormes masas críticas de gente que ya comprendió la diferencia que hace, agregarle dos ruedas y un par de pedales a todo lo que haces en la vida.

Y claro que nunca hubo, en la historia de la humanidad, un progreso que bajara del gobierno hacia los ciudadanos; siempre fueron los ciudadanos quienes obligaron al gobierno a ejecutar el progreso.

El 19 de abril se celebra el día mundial de la bicicleta, un aparato de creación ecológica y sustentable, que fue inventado en el siglo XVIII y, al pasar de los años, no ha cambiado su espíritu de origen: mover al planeta.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail