¿Qué pueden comprar los mexicanos?

pobre.jpg

Los medios en México hablan y alarman sobre cuestiones como la crisis, la carestía, el alza de precios y la reducida capacidad de compra de los mexicanos, pero nadie habla de lo que hay atrás de los precios exorbitantes y la escasez de insumos básicos.

Poco a poco, las crisis económicas han ido mermando la calidad de vida de los consumidores, quienes sin darse cuenta van retirando productos del carrito, como aferrándose a un tren de vida que ya es inexistente.

La pobreza se define como la nula capacidad para adquirir lo necesario para vivir. Entonces, México es un desfiladero hacia la miseria, si se toma en cuenta que, según estudios de la UNAM, en 25 años la capacidad adquisitiva del mexicano promedio, se redujo 79%. Y es que, aunque reciba más dinero, le alcanza para mucho menos.

No sólo es una cuestión de salarios, es una cuestión de devaluación, de deterioro del sistema económico que ya no encuentra pilares para sostenerse, y que sobrevive de parches mal puestos por gobiernos desinteresados y ajenos a la necesidad de los ciudadanos.

Para nadie es un secreto que hoy se compran menos cosas que hace 25 años; la brecha social se ha ampliado, lo caro es cada vez más caro y menos accesible, mientras lo barato es cada vez de peor calidad, con tal de que siga al alcance de los que menos pueden. Y las marcas y tiendas comerciales, para seguir vendiendo, engañan al consumidor y le disfrazan su pobreza con artículos similares, pero de menor calidad, o empaques más pequeños a menor costo para que crea que puede seguir comprando lo que ya no está en sus manos.

Por otra parte, la Canasta Básica no es más que el mínimo de alimentos, que una familia promedio en México debe adquirir para satisfacer sus necesidades elementales. Hoy en día, ésta se calcula en un costo de más de mil 200 pesos, precio que 24 millones de personas en el país no pueden pagar porque no generan ingresos suficientes; el salario mínimo es de $73 pesos y con eso viven unos seis millones de mexicanos.

Organismos internacionales llaman la atención en que, otros países de América Latina, pese a la difícil economía mundial, han mejorado sus niveles de vida y han aumentado salarios mínimos, lo que por alguna razón en México sucede totalmente al revés. Brasil, Chile y Argentina, hace 15 años no vivían una mejor situación, sin embargo hoy están encaminados hacia la fila de las potencias mundiales.

Cabe aquí preguntarse: qué está haciendo México para caminar hacia atrás, por qué millones de mexicanos giran la rueda todos los días, pero no logran llegar a ningún lado, ni salir del laberinto de la quiebra y la pobreza.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail