¿Qué llevarías al apocalipsis zombi?

zombi.jpg

El silencio reina y sólo se escuchan lamentos que recorren las calles: cerebros, cerebros, cerebros. El apocalipsis zombi te ha alcanzado y está ahí, en la puerta de tu casa, se comió a tu vecina Eufrosina, al señor del Bon-Ice y hasta los calzones que dejaste en el tendedero.

Todo está oscuro y no, no te cortaron la luz, es que vives en un estado de guerra, contra el que habrá que salir a luchar muy pronto. Pero antes de salir prepara tu mochila, lleva lo esencial porque no sabes cuándo podrás volver. Y apaga los frijoles, no se te vayan a quemar.

Pero a todo esto: ¿qué llevaría un mexicano común y corriente al apocalipsis zombi?

Sopa Maruchan

Alimento súper nutritivo, tradicional en la vida del mexicano posmoderno, y en sus distintos sabores como huevo con frijoles, tostada de pata rasurada y tamal de molleja.

No, no es broma. Esta marca de sopas instantáneas, compuestas de materia completamente artificial, vende más de 500 millones de piezas al año, sólo en México. Y pese a los esfuerzos de instituciones y organismos de salud por alertar sobre sus componentes, a los mexicanos les sigue pareciendo una excelente opción, cuando el hambre apremia.

Así, cuando venga el apocalipsis zombi, sin duda será una elección para más de uno. Con eso de que tarda tres meses en digerirse, seguro no te vuelve a dar hambre hasta que regreses a tu casa.

Marihuana

¡Seguro!, más de cinco millones de consumidores mexicanos respaldan esta acertada decisión. Ya sea en churro, en té y hasta en pastel, la marihuana es esa hierbita milagrosa que te lleva al cielo y de regreso. En caso de un apocalipsis zombi, puede que así se te pase el susto en un momento horripilante, o si te muerden el pie, a lo mejor haciendo una infusión –con eso del tan comentado uso medicinal– puede que te cures más rápido. Y si no te curas, por lo menos sí se te va a olvidar.

Periódico

No hay nadie más creativo que los mexicanos a la hora de sobrevivir. Un periódico es una de las cosas más versátiles que existen, y es sólo cuestión de imaginación averiguar para que puede servir.

Puedes envolver una papaya, meterlo en tu ropa para generar calor, quemarlo para hacer una fogata, hacerlo rollito para pegarle a un zombi maleducado, leerlo si estás aburrido y, finalmente, aprovecharlo cuando llega la hora de visitar al rey blanco.

En un apocalipsis zombi debes cargar sólo lo más indispensable, y un buen periódico enrollado, que no hace mucho bulto, te sacará de aprietos.

Dicho sea de paso, los periodistas mexicanos estarán agradecidos de que, por fin, todas sus horas-nalga sirvieron para algo.

Cine

Pero no cualquier cinta, en este caso se requiere una especial. “Chabelo y Pepito contra los monstruos” es una película que, filmada en 1973, le ha dado lecciones a generaciones enteras de chicos y grandes, para sobrevivir a un ataque sobrenatural. No importa si es King-Kong, el hombre lobo, la llorona o los extraterrestres, cualquier mexicano que se precie de serlo, cargaría con esta joya de la cinematografía nacional, si lo que quiere son buenos tips para vencer a criaturas terroríficas, y de paso volverse a reír.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail