#MiReglaMisReglas o el derecho de las mexicanas a menstruar

#MiReglaMisReglas o el derecho de las mexicanas a menstruar

Hay muchas cosas que desde una posición de privilegio damos por hecho, asuntos tan sencillos como el acceso a una alimentación adecuada, a higiene o a productos que son básicos para la vida diaria. Tomando en cuenta que en México más de la mitad de la población vive en pobreza, tiene sentido que una buena parte no tenga acceso a los asuntos más elementales.

En octubre de 2020 la diputada Alessandra Rojo de la Vega, del Partido Verde en la Ciudad de México, lanzó al congreso local una iniciativa para que se reconociera la menstruación como parte de los derechos reproductivos de las mujeres, de modo que el gobierno tenga la obligación de garantizarles el acceso a los productos de higiene que necesiten.

El punto de esta iniciativa es que el costo de los productos de higiene femenina es demasiado elevado para una buena parte de la población, razón por la cual muchas niñas y mujeres dejan la escuela, el trabajo y sus actividades habituales cada vez que tienen la menstruación, pues no tienen recursos para enfrentarla con dignidad.

La estadística dice que en México hay al menos 17 millones de mujeres en edad de menstruar, si tomamos en cuenta que aquí hay 65 millones de pobres, es lógico que una buena parte esta compuesta por ellas que además tienen que enfrentar este proceso sin lo mínimo indispensable.

Otros países ya han realizado acciones desde el gobierno para que niñas y mujeres de pocos recursos tengan acceso a toallas de forma gratuita, sin embargo, en México incluso existe el “impuesto rosa”, un costo adicional a los productos femeninos y sólo porque son para ellas.

No se trata de dar una concesión especial a las mujeres, sino de hacer que el país sea más justo en términos de necesidades básicas, tomando en cuenta que la pobreza está creciendo y la riqueza se concentra en las manos de unos cuantos.

@CrónicaMexicana

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail