¿El Día de Muertos en México es una tradición hipócrita?

¿El Día de Muertos en México es una tradición hipócrita?

Día de Muertos, Navidad, Semana Santa, en general los mexicanos solemos ser bastante hipócritas con nuestras tradiciones, pues predicamos una cosa, pero siempre terminamos haciendo otra.

En México el Día de Muertos, al menos en los círculos más tradicionales, es una costumbre que reúne a las familias para recordar y honrar a quienes ya se fueron. Ese día se hacen altares con fotografías, comida y objetos, se visitan los panteones para adornar las tumbas y hay quienes incluso las velan durante toda una noche.

Lo interesante es que, al menos en este país, somos más buenos y solidarios con los muertos, que con aquellos que todavía viven. La estadística no miente: aquí más del 16% de los adultos mayores sufren abandono y maltrato de parte de sus familias, mismas que seguro después irán a llorar al panteón cuando sus seres “queridos” ya no estén.

Aunque también es parte del folclor nacional ser así de horribles. En cualquier familia mexicana que se respete existen los pleitos clásicos por las herencias, las mamás tóxicas que odian a sus nueras, los que tienen relación con las esposas de sus hermanos, las tías solteronas y chantajistas, y así podríamos seguir enumerando todos los personajes que componen a esta sociedad.

Lo cierto es que sí somos muy hipócritas al ir cada 2 de noviembre al panteón a llorarle a alguien que ni queríamos, ni nos caía bien y por quien nunca vimos. Aunque es cierto que nunca falta el pretexto para una buena borrachera, un atascón de comida y hasta echar una bailada sobre las tumbas.

Al final de cuentas lo que menos nos importa es el que se murió, la fecha es un pretexto para celebrar, hacer fiesta, convivir y beber con el permiso del más allá.

@CrónicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail