El robo de patrimonios históricos y culturales de la Ciudad de México

El robo de patrimonios históricos y culturales de la Ciudad de México

La Ciudad de México es una prueba viviente de innumerables hechos históricos que han ocurrido en el país, una historia que se ve reflejada en sus edificios, monumentos y estatuas, que es transmitida y vivida por todos los que habitan en la capital mexicana.

Del año 2010 a la fecha lamentablemente la Ciudad de México ha vivido destrozos y robos de algunas de las estatuas importantes dentro de la ciudad, estas estatuas son patrimonio de la ciudad con un gran valor histórico que, sin embargo, no tendría ese gran valor comercial o económico que los ladrones pudieran obtener con su venta.

Aquí algunos ejemplos de robo de estatuas en CDMX

Un ejemplo es el robo a la estatua  de “El  David de Verrocchio”, que se ubica en una de las fuentes que están en la avenida Álvaro Obregón, esquina con Insurgentes en la colonia Roma Norte, este atraco es parte del robo y las mutilaciones constantes que ha sufrido el patrimonio histórico y artístico de la Ciudad de México.

imagen-1

Otro hecho ocurrió en febrero de 2020 cuando un hombre de 26 años destrozó con una piedra la cabeza de la escultura de mármol del Águila Republicana del Hemiciclo a Juárez, ubicada en la Alameda Central.  

Tan sólo en Paseo de la Reforma 10 de las 77 estatuas de personajes de relevancia histórica que fueron instalados a finales del siglo 19 han sido robadas o desaparecidas en los últimos años, en la mayoría de los casos de estas esculturas, las autoridades desconocen la fecha de desaparición de las obras.  

Precisamente por Paseo de la Reforma se ubica el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México, en donde en 1985 sucedió el hecho que suscitó el mayor seguimiento e indignación, fue el robo cometido por Carlos Perches y Ramón Sardina, 2 jovenes sin experiencia en este tipo de asuntos, el hurto fue en plena Navidad, este hecho es el mayor robo de piezas arqueológicas en el país.  

imagen-2

Los objetos robados son el mayor hurto de piezas históricas que ha sufrido México, las cuales fueron la casi completa totalidad de los objetos procedentes del Cenote Sagrado de Chichen Itzá, la ofrenda original de la tumba de Palenque, la totalidad de los objetos de oro procedentes de la Sala Mixteca, la famosa máscara Zapoteca del dios murciélago y una invaluable escultura azteca que representa un mono.

Mientras que Carlos Perche fue detenido un tiempo después, Ramón Sardina que mantuvo un perfil bajo logró escapar con 7 piezas y en la actualidad sigue prófugo.

México tiene que poner sanciones duras al vandalismo, robo, y al daño de objetos históricos y culturales debido a que ellos representan una gran parte de nuestra identidad como cultura y como sociedad, es algo que nos identifica y que debemos de proteger y de cuidar para que todos en el presente y en el futuro podamos disfrutar de estos objetos que nuestra gran herencia histórica.  

imagen-3

Fuentes: El Universal, Milenio, INAH,  

@cronicamexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail