Cuatro lugares del DF, especiales para recibir el Año Nuevo

Para todo gusto y bolsillo, la Ciudad de México ofrece distintas opciones, cuando se trata de celebrar la llegada del Año Nuevo, con todo el folclor que requiere el hablar de una fiesta mexicana tan especial como esa. Más allá de propósitos, comidas exóticas o regalos, la fiesta que inicia un nuevo ciclo es muy importante para el mexicano que comienza el año con el pie derecho.

Zócalo capitalino

Si hay poco dinero y muchas ganas de fiesta, el Zócalo del DF es una opción perfecta. Abierto siempre y de forma gratuita, este símbolo de la ciudad se viste de luces los últimos días del año para acompañar conciertos, espectáculos de pirotecnia y actividades recreativas gratuitas. Eso sí, en la noche de año viejo no cabe un alma.

catedral.jpg

Ángel de la Independencia

Ahí donde yacen los restos de los héroes que nos dieron patria, miles de personas celebran cada 31 de diciembre la llegada de un nuevo año. El Paseo de la Reforma cierra la circulación a los autos, para colocar un escenario y dar espacio a conciertos masivos. Todas las celebraciones en este sitio son gratuitas y alrededor hay venta de comida y otras cosas.

Torre Latinoamericana

El mirador de la Torre Latinoamericana, sobre el Eje Central Lázaro Cárdenas, es una opción para ver la llegada del nuevo año. A diferencia de otras opciones, aquí no aplican las multitudes porque se trata más de una experiencia íntima, para admirar la ciudad y el firmamento que, en una ciudad tan grande y contaminada, pocas veces puede ser contemplado.

Coyoacán

Este es uno de los barrios capitalinos más emblemáticos, constantemente visitado por el turismo local, nacional y extranjero y apreciado por su vida cultural muy a la mexicana. Sus calles empedradas y el clásico kiosco central, hacen de este lugar el espacio perfecto para disfrutar un espectáculo de luces, música en vivo y amplia oferta gastronómica y de bares, durante la noche que despide el año. Si el bolsillo está gordo, se puede acceder a algún restaurante de la zona y quizá hasta disfrutar la velada en un balcón, pero si no lo está tanto, una banca del parque central y algún aperitivo de los puestos ambulantes, son opción para pasarla bien.

Valeria Lira

@MoiraBoicot

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail