Guía de movilidad de la CDMX, para propios y extraños

mapa.jpg

La capital del país es un mundo por sí sola, con su extensión de 1,485 kilómetros cuadrados y sus casi nueve millones de habitantes, es la ciudad más poblada de México, comprendiendo 16 delegaciones y unas dos mil colonias.

Cuando fue la fundación de la ciudad, en 1325, se trataba sólo de un islote que flotaba sobre el Lago de Texcoco, a partir del cual se fue construyendo Tenochtitlan, la que sería la ciudad más importante del México antiguo.

Volviendo al presente, una orbe tan grande requiere de distintos medios de movilidad que den cabida a todas las necesidades de su población. Así es como la CDMX tiene seis rutas de transporte establecidas, en diferentes modalidades.

Sistema de Transporte Colectivo Metro

Con doce líneas a lo largo de la ciudad de México, el Metro es el transporte público más utilizado por los habitantes, debido a su bajo costo, fácil acceso y la eficiencia de los traslados. Hoy en día un boleto de Metro tiene un precio de cinco pesos, uno de los más bajos en el mundo y que, aún así, ha provocado disputas y quejas de los usuarios, debido a que los aumentos de los últimos años no se ven reflejados en mejoras al servicio.

El Pesero

Este singular transporte, característico de muchas ciudades de América Latina, debe su nombre a que cuando empezó a popularizarse en la Ciudad de México, allá por los años 70, su costó era de un peso. Es difícil saber bien, cuántas rutas de esta especie circulan en la capital, debido a que muchas funcionan de manera ilegal y en tramos muy cortos. En los últimos años los peseros han visto reducida su utilidad, frente a otro tipo de transportes más eficientes, sin embargo, sigue siendo la elección principal de miles de capitalinos y hay un parque vehicular de cuatro mil camionetas que hacen esta función.

Los peseros cobran a partir de los cuatro pesos, dependiendo de la distancia, y su capacidad se reduce a unas diez o quince personas.

buseta.jpg

Metrobús

Tan sólo en el año 2005, hace 10 años, el entonces Jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, inauguró el sistema de transporte denominado Metrobús, una especie de tren urbano que recorre las principales avenidas de la capital, de norte a sur, y suma en total 126 kilómetros entre sus seis líneas. Hace poco se inauguró la última, que va de la estación del Metro El Rosario, hacia Villa de Aragón. Aunque ha recibido diversas críticas por los constantes accidentes que ha provocado, el Metrobús representó una alternativa de movilidad en la capital, y permitió eliminar otros transportes que ya no eran funcionales.

Si hay algo que destacar, es que el Metrobús, ante todo, es un transporte seguro y por su naturaleza reduce en mucho las posibilidades de asalto con violencia. Hay que recordar que la entrada es únicamente a través de una tarjeta recargable.

Microbús

Este es otro favorito de los capitalinos. Apareció apenas a fines de la década del 80 y hoy su parque vehicular asciende a unas 23 mil unidades. Podría decirse que este es el transporte más abundante de la CDMX, y hay rutas prácticamente en todas las avenidas.

Los microbuseros son personajes especiales en esta ciudad, conocidos por su música popular y un modo de hablar característico del oficio que profesan. Si bien este no es el medio de transporte más eficiente, si es de gran ayuda por su bajo costo y las largas distancias que recorre.

bus.jpg

RTP

La Red de Transporte de Pasajeros del Distrito Federal (RTP) surgió en el año 2000, como la alternativa de transporte subsidiado por el gobierno, de manera que se ha visto libre de los aumentos a las tarifas que sufren constantemente otros medios. Y fueron precisamente esos aumentos los que motivaron que se creara el famoso RTP, enfocado principalmente a atender las necesidades de movilidad de las clases populares.

El RTP se divide en siete modalidades: Atenea, Transporte Escolar, Ecobús, Nochebús, Servicio Expreso, Circuito Bicentenario y Ordinario. Los costos van de los dos a los seis pesos.

El Trolebús

Apareció en los años 40 y se caracterizó por tener como principal fuente de energía la electricidad. Es más antiguo que el Metro, pero bastante seguro y de bajo costo. Aunque tampoco representa mucha eficiencia de movilidad frente a otras modalidades, sigue teniendo un público que lo frecuenta y recorre su propio carril en las avenidas de la CDMX. Tiene ocho líneas y 290 ejemplares circulando.

El Tren Ligero

Este es un transporte polémico por los históricos accidentes que ha tenido a lo largo de su historia. Es parecido al Metro, pero su ruta se reduce a 16 estaciones y 20 vagones en circulación. Funciona únicamente en el Sur de la ciudad y su capacidad se limita a unas 400 personas por vagón.

Lo más importante del Tren Ligero es que da cabida a los habitantes de una sección de la ciudad que ha venido desarrollándose más recientemente, y que aún batalla para tener un transporte público útil y eficiente.

Valeria Lira

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail