Cinco artistas mexicanas irreverentes

musica.jpg

Musicalmente siempre es difícil encontrar talento, ingenio y personalidad auténtica en una sola persona, dentro de un mundo en el que todos quieren ser iguales, y la mercadotecnia no busca innovar, sino satisfacer consumidores poco exigentes.

Por eso, a continuación una lista de cinco artistas mexicanas que, pudiera decirse, han sido ovejas negras en un país en el que todas son blancas, y sin embargo han conseguido afianzar un público fiel y agradecido de ver propuestas distintas, inteligentes, y sin miedo a no gustar a más de uno.

Jesusa Rodríguez

Nacida chilanga, Jesusa Rodríguez es actriz, performancera, cantante y activista social, una de esas artistas que rompen el molde de las tendencias culturales, y se van por el camino más inesperado.

Ha participado en diversos proyectos culturales, montajes escénicos y espectáculos con propuesta social e histórica, siendo reconocida por sus consignas feministas, de la mano de su actual esposa, la también cantante Liliana Felipe.

Y quizá lo más rescatable de esta mujer es que, musicalmente, siempre trata de hablar, aunque en tonos que podrían llegar a ser graciosos, de empoderamiento femenino, y de una necesidad de liberación, respecto a los cánones morales y la costumbre.

Regina Orozco

Irreverente, atrevida y orgullosa, la cantante Regina Orozco es otra artista controvertida, pero siempre respetada, por su propuesta y enorme calidad vocal, con un estilo muy auténtico y sin poses. Orozco es una declaración constante contra los estereotipos que imponen la moda y la mercadotecnia, algo que el público agradece, en cada disco y presentación.

Conocida por su público como “La Megabizcocho”, tiene en su haber seis discos, además de coparticipaciones con otros artistas, apariciones en cine, televisión y teatro, donde actualmente hace el papel de Miss Hannigan, dentro de Annie, el musical.

Susana Zabaleta

Cantante de formación clásica, Susana Zabaleta es conocida en el medio artístico mexicano por ser muy fiel a su estilo y personalidad, algo que, más allá de restarle, le suma a su enorme calidad en el escenario.

Su abanico de habilidades musicales e histriónicas le han permitido destacar en solitario, y también al lado de grandes figuras como Armando Manzanero, Mónica Naranjo y Los Ángeles Negros, entre otros, además de sus recordadas participaciones en cine y televisión.

Si hay una artista conocida por no tener tapujos, a la hora de hablar, esa es Susana Zabaleta.

Además de su faceta musical, Zabaleta conduce un programa de televisión, donde ella es conductora y el personaje principal.

Kenny

Icono del rock mexicano ochentero, Kenny es una autoridad en la historia musical nacional desde hace, por lo menos, tres décadas. Pocas artistas mexicanas, como ella, han logrado mantener una imagen de verdadera rebeldía y desfachatez, sin que se las coma el sistema y la mercadotecnia. Otros ejemplos hay, de algunas que quisieron ser rockeras y se les pasó cuando dejaron de vender discos; sin embargo Kenny, junto a sus inseparables “Eléctricos”, es fiel a su estilo y a su público.

Astrid Hadad

Nacida en Quintana Roo, está mujer con más de 25 años de carrera, inventó el llamado heavy nopal, un género musical que combina ritmos populares de México con el cabaret y la danza folclórica.

Como Astrid Hadad no hay dos, y es que tiene un tono en sus canciones, que tiene mucho de mexicano, un poco de libanés y mucho de kitsch, todo combinado con un manto de cinismo, para decir cosas que nadie quiere escuchar.

Es conocida en todo el planeta por llevar el heavy nopal a fronteras donde, incluso, es más apreciado que en México.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail