Estos son los campeones mexicanos

atletas

No ganan millones de dólares en contratos exclusivos, no los patrocinan las marcas más famosas, no dan autógrafos y menos son acosados por las revistas del corazón, por sus aventuras con las estrellas. Sin embargo, ellos sí se levantan cada día y superan sus limitaciones para poner en alto en nombre de México, aunque muchas veces nadie se entere.

Apenas en 2012, México recibió 21 medallas en los Juegos Paralímpicos de Londres, en prácticamente todas las disciplinas.

Actualmente, en los juegos de Río 2016, participan 66 atletas paralímpicos mexicanos, quienes hasta el momento suman más de 12 medallas y están a la cabeza como los favoritos.

Es bien sabido que aquí el deporte no tiene apoyo, si no se trata de fútbol. Atletas de todas las versiones y disciplinas han denunciado que las autoridades los abandonan a su suerte, sin entrenadores, sin patrocinadores y sin dinero, ni siquiera para acudir a las competencias. Y cualquiera que desee destacar debe hacerlo por méritos propios, lo que implica no sólo entrenar, sino conseguir recursos y luchar contra la burocracia.

Doramitzi González

Esta atleta paralímpica, nacida en Michoacán, ha traído a México más de diez medallas, en su mayoría de oro, en natación. Además, posee varios récords mundiales y el reconocimiento de haber participado en las competencias internacionales más importantes de los últimos 16 años.

Pese a eso, recientemente en Río 2016, perdió la oportunidad de participar, debido a que los funcionarios mexicanos encargados de inscribirla llegaron tarde. Ella era la favorita para el oro en su categoría.

Ángeles Ortiz

Esta campeona de lanzamiento con bala, trajo a México la primera medalla de los recientes juegos paralímpicos.

En su carrera, de más de diez años como deportista profesional, ha participado en un sinfín de competencias internacionales, siempre obteniendo los mejores resultados.

En el ocaso de su carrera, ella se ha dicho preocupada, porque el gobierno mexicano no está trabajando para formar nuevos atletas entre los jóvenes, y los que han llevado la batuta hasta ahora, ya comienzan a retirarse, por lo que no hay quien pueda dar, en un futuro cercano, nuevas glorias al deporte nacional.

Bárbara Wetzel

A sus once años, esta niña mexicana ya es campeona mundial de gimnasia artística, de la Organización Internacional de Atletas de Gimnasia con Síndrome de Down. Además, posee más de cuatro medallas de oro en la misma disciplina, donde ha competido contra atletas de todo el planeta.

Ella y su familia han recaudado fondos para que pueda salir a competir, mientras, una vez más las autoridades deportivas, han brillado por su ausencia.

Valeria Lira

@CronicaMexicana

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail