Los últimos días de la Vaquita Marina

Los últimos días de la Vaquita Marina

640px-vaquita6_olson_noaa

No fue su culpa ser sólo un animal inocente, menos aún haber existido en un país donde la ignorancia, la corrupción y la estupidez son ley y pesan mucho más que la misma sobrevivencia de la naturaleza.

En pleno 2019 la Vaquita Marina, siendo la marsopa más pequeña del mundo, está viviendo sus últimos días con menos de 12 ejemplares de su especie, las que habitan en el Golfo de California y sólo parecen estar a la espera de los cazadores que las asfixiarán con sus redes.

De San Felipe, Baja California, hasta Puerto Peñasco, Sonora, es el territorio que este animal habita y que por desgracia es el mismo donde vive el Pez Totoaba, una especie a la que los asiáticos le han atribuido propiedades rejuvenecedoras, casi mágicas, y por la cual llegan a pagar más de 80 mil pesos por kilo.

En la búsqueda del Totoaba, que también está en extinción, los cazadores furtivos lanzan sus redes al mar y en ellas la Vaquita queda atorada, muriendo asfixiada sin que a los responsables les importe en lo más mínimo con tal de ganarse unos billetes.

Ni el Ejército Mexicano, ni las organizaciones internacionales, nadie ha podido hacer algo por salvar a la Vaquita Marina, mientras grupos de pescadores de la zona no entienden por qué se les prohíbe seguir pescando y amenazan incluso al gobierno por no dejarlos ganarse un dinero “honradamente”.

Los mexicanos somos horribles, egoístas, ignorantes y flojos porque queremos ganar dinero a costa de lo que sea, incluso en contra de nuestra propia naturaleza y de la riqueza del país.

Se calcula que antes de terminar el 2019, la Vaquita Marina se habrá extinguido para siempre, pues México es el único lugar del planeta donde existe este animal y donde las personas hicieron de todo para terminar con él.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail