En el país de las caravanas

En el país de las caravanas

En México desaparecen personas como si se las hubiera tragado la tierra y el gobierno permanece ciego, silencioso e inactivo. Mientras tanto, por todo el país los ciudadanos han organizado caravanas de búsqueda, compuestas por familiares, amigos y civiles preocupados por la situación.
Muchos de quienes van en las caravanas son personas comunes, madres, padres, hijos y hermanos que dejaron el trabajo, la escuela y la vida diaria para convertirse en cazadores de cadáveres, con la única esperanza de saber que sus familiares desaparecidos al menos ya descansan en alguna fosa clandestina.
Actualmente la cifra de desaparecidos supera las 40 mil personas, de las cuales el gobierno tiene ninguna pista o información que lleve a su paradero porque simplemente no está investigando.
Corrupción, delincuencia organizada y autoridades que son cómplices, es el caldo de cultivo perfecto para un país que está viendo desaparecer a sus habitantes como su se esfumaran con el viento.
Las caravanas poco a poco van multiplicándose y es que los familiares de las víctimas se han cansado de esperar a que las autoridades hagan algo. De ahí que continuamente sean estos grupos quienes encuentren los sitios donde personas, por decenas, han sido enterradas por el crimen organizado.
El panorama es más de una película de terror que de un país real, sin embargo, eso es lo que miles viven a diario en México ante la pesadilla de la desaparición y en muchos casos sin haber tenido nada qué ver con los criminales.

@CronicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail