Javier Marín en el Palacio de Cultura Banamex

Javier Marín es, sin duda alguna, uno de los artistas contemporáneos más prolíficos de la escena plástica en México y también en el extranjero. Egresado de la UNAM, su trayectoria como escultor comenzó en la década de los 80, cuando hizo sus primeras exposiciones con material en barro y fue ganando éxito, para terminar la década mostrando su trabajo en prácticamente toda América Latina y Estados Unidos.

marín.jpg

Llegados los 90, pasó de los materiales comunes a experimentar con elementos de la naturaleza, dando un giro completo a la percepción del cuerpo humano, de un ente estético y perfecto, a un sujeto mortal que es sorprendido por la vida, la muerte y el erotismo.

Desde 2015, el Palacio de Iturbide –ahora Palacio de Cultura Banamex– muestra la exposición “Terra, la materia como idea”, una recopilación de esculturas de Marín, desde los inicios de su carrera hasta la actualidad, pasando por diferentes experimentos y estados materiales y emocionales.

Esta exhibición busca dar a conocer la larga trayectoria del escultor, mostrando su evolución, el cambio de materiales y un proceso creativo, que es clave para comprender por qué esta obra ha llegado al grado de trascendencia del que estamos hablando.

collage.jpg

Lo interesante de esta exposición es la versatilidad que muestran las esculturas, que van desde pequeñas figuras de unos 50 cm. de alto, hasta varias esculturas de tamaño monumental, que confirman las tablas de este artista para trabajar todos los formatos, medidas y materiales posibles, logrando siempre obras que impactan al espectador.

Javier Marín ha expuesto en países como China e Italia, y en lugares destacables como el mismo Museo Casa Diego Rivera y la Catedral de Zacatecas, donde realizó el retablo central.

Por otro lado sus esculturas, de enanas a gigantes, ruedan por todo el país, en muestras multitudinarias, que lo mismo son admiradas por niños de primaria que por estudiantes de Bellas Artes y por otros artistas que lo reconocen.

mono.jpg

La exposición permanece abierta al público, de forma gratuita, en el Palacio de Iturbide (Madero 17), en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Valeria Lira

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail