México, el país donde se suicidan los universitarios

México, el país donde se suicidan los universitarios

Entre la presión de tratar de ser mejores, la incertidumbre del futuro y la necesidad de no fracasar ante las expectativas ajenas, resulta que los estudiantes universitarios mexicanos se están rindiendo.
En los últimos años varios suicidios han cimbrado al Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), una escuela caracterizada por su alta exigencia académica, pero que nunca antes había visto tantos casos de estudiantes que revientan ante la presión.
No sólo es el ITAM, en general el 40% de los suicidios en México los cometen jóvenes entre 15 y 29 años quienes, sin importar su origen socioeconómico o género, se cansan de la presión académica, la observación desde afuera e incluso la brutalidad con la que se les trata cuando se desenvuelven en sociedad.
En datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), resulta que los estudiantes que más se suicidan son los de medicina, debido a la excesiva carga académica que tienen, además del acoso por parte de los mismos maestros que no es raro en este país.
Otro asunto que presiona a los jóvenes a buscar una salida es el acoso escolar, ya que desde la educación básica muchos sufren violencia y humillaciones, temas que van subiendo de nivel conforme avanza la edad y tienen un punto álgido en la universidad, donde muchos deciden que no pueden más y terminan con sus propias vidas.
Quienes no llegan a suicidarse pasan su vida académica entre ataques de pánico, ansiedad y depresión; más del 40% de los estudiantes universitarios refieren padecer algún problema mental que de pronto les impide cumplir con sus actividades.
El mundo por sí mismo ya es bastante complicado y quienes están ingresando al campo laboral ya están siendo sobreexigidos, necesitan niveles cada vez más altos de conocimiento, educación y certificaciones para poder obtener empleos. Sin embargo, el tema es que desde casa ya se ha perdido la importancia de escuchar y acompañar, los jóvenes de la actualidad están creciendo solos y se enfrentan a una sociedad que los clasifica con números, les exige y encima no les permite sentir nada.

@CrónicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail