Lo que viene después del Coronavirus

Lo que viene después del Coronavirus

La gravedad de la crisis del Coronavirus en México no la veremos en la ridícula cantidad de muertos, sino en las dificultades económicas que quedarán sobre los mexicanos de a pie, esos que no tienen enormes salarios asegurados, atención médica de primer nivel o patrimonios que los respalden y básicamente viven al día.

Se calcula que al menos la mitad de los mexicanos vive con menos de $100 pesos diarios y con eso tienen que comer, ir a trabajar, enviar a sus hijos a la escuela, pagar renta y servicios, más todo lo que vayan necesitando en el camino.

Peor aún, con el tema del Coronavirus más de 250 mil mexicanos perdieron sus empleos, pues muchas empresas cerraron y otras tantas pararon, pero sin darle goce de sueldo a sus trabajadores.

Ahora que todo esto termine y sea tiempo de regresar a la vida normal, tendría que ser obligación de todos los mexicanos que sí conservaron sus empleos y sus salarios intactos, ayudar a aquellos menos afortunados o incluso a quienes vieron dificultades para mantener sus pequeños negocios con esta crisis.

Y es que otra cosa que nadie debería olvidar en este país es que hubo empresas, entre ellas Alsea, Acuática Nelson Vargas y Grupo Salinas, que no dieron goce de sueldo a sus empleados durante la contingencia o incluso que los recortaron so pretexto de las pérdidas económicas.

¿Qué pérdidas económicas pueden tener las empresas más grandes de México, que las lleven a despedir a la gente o mandarla a casa un mes sin dinero ni para comer?

Lo triste es que esas compañías viven del consumo de los mexicanos, así que a partir de ahora y aprendiendo la lección ellos mismos tendrían que dejar de darles dinero, dejar de consumirles y de llenarles los bolsillos, al tiempo que propician más el comercio local, los pequeños negocios y a los emprendedores independientes que luchan por salir a flote en esta crisis.

Si algo puede dejarle a los mexicanos esta contingencia, es la lección de que deben trabajar más en equipo, apoyar más a otros mexicanos y mucho menos a multinacionales extranjeras que se llevan el dinero de aquí. Es justo el tiempo de ir más al mercado, a los negocios del barrio, a los restaurantes pequeños y a los hoteles familiares, adquirir productos directo de quienes los hacen y dejar de apoyar que enormes monopolios exploten a muchos con sueldos de miseria al mismo tiempo que se hacen millonarios con el consumo nacional.

Todas esas empresas gigantes que no apoyaron a los mexicanos trabajadores, ahora deberían sufrir el rechazo y la recriminación de quienes sí podrían ir a dejar su dinero ahí, pero no lo harán más porque no se lo merecen.

@CrónicaMexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail