La historia del “Torito”

La historia del “Torito”

México posee una de las más grandes culturas de todo el planeta, llena de riquezas históricas, gastronómicas y de tradiciones únicas, algo que sin duda se destacan los mexicanos son sus ricas y variadas fiestas alrededor del país. Para conmemorar o celebrar estas ocasiones especiales las personas suelen tomar alcohol, siendo el tequila y el mezcal dos de las bebidas más representativas de México, algo que es un peligro para el conductor y para el peatón. El gobierno tomó la medida de colocar puestos de revisión en las calles y poner policías patrullando las ciudades, si te pasas del consumo excesivo de bebidas alcohólicas lo más seguro es que pases una noche en el conocido como el torito.

Temido, famoso y considerado como uno de los mejores lugares para reflexionar, en el norte de la Ciudad de México se encuentra el único sitio que recibe a todo aquel ciudadano que realice acciones que alteren el orden social, el torito es un centro que se construyó en el que fuera considerado el primer rastro más higiénico de la capital.

 imagen-1

El torito y el encierro tras fiesta

El sobrenombre hace referencia al terreno que ocupa actualmente el centro que antes era utilizado como uno de los rastros más importantes de la ciudad, en este rastro al día pasaban demasiados animales que serían destinados al consumo humano; otro mote por el que también es conocido el centro es el “Piojito”, debido a su cercanía con el mercado de la colonia Huichapan.

Este lugar nació con el objetivo de dar cumplimiento a las disposiciones legales y de las autoridades competentes, y de dar un trato adecuado a los arrestados durante su estancia en este lugar.

Este lugar no es lo que era antes, pues en el pasado llegaban los trenes con ganado, mientras que en el 2022 arriban en  patrullas personas que infringen leyes administrativas o cívicas para ser resguardadas detrás de la muralla naranja de ladrillos.  

imagen-2

Recomendaciones para (no) caer en el torito

Algunas de las causas por las que te pueden meter al torito son:

Rebasar los 0.4 grados de alcohol, que es considerado como el límite en la ciudad.
Ingerir bebidas alcohólicas en lugares públicos no autorizados, lo que infringe el artículo 31 del reglamento de tránsito metropolitano.
Impedir o estorbar de cualquier forma el uso de la vía pública.
Impedir la libertad de tránsito o de acción de las personas, esto siempre que no exista permiso ni causa justificada.
Por desacato a un mandato judicial.

Cabe mencionar que cuenta con una superficie de 1730 metros cuadrados y cuenta con la capacidad para albergar a 124 personas repartidas en un área para 72 hombres y un área para 52 mujeres.

 Sin lugar a dudas el torito es un lugar en el que nadie quiere caer en la ciudad, sin embargo, es un lugar necesario que simboliza el porqué no debemos de conducir con unas copitas de más ni hacer desmanes en la vía pública.

imagen-3

Fuentes: El Universal, El Sol de México

@Cronicamexicana

Menú: Curiosidades, Estadísticas

#Torito, #CiudadDeMéxico #CDMX, #Justicia, #Leyenda, #Cárcel, #Prisión #Detención

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail