La gran inundación que casi acaba con la Ciudad de México

La gran inundación que casi acaba con la Ciudad de México

La Ciudad de México fue construida bajo un enorme lago, que con el paso del tiempo vio cómo la enorme ciudad poco a poco era lugar de una de las más grandes civilizaciones de todo el país, hoy testigo de innumerables hechos históricos de los que todavía se pueden encontrar algunos vestigios, tal es el caso de la gran inundación.

El 13 de mayo del 2021 el gobierno mexicano conmemoró los 700 años de la fundación de la Gran Tenochtitlan, antigua capital mexicana y sede de la actual Ciudad de México.

Entre grandes temblores e inundaciones que han sacudido esta gran metrópoli, una de las que se tiene un recuerdo especial es la inundación de 1629 un desastre que no es muy conocido por muchos, pero fue sin duda uno de las mayores tragedias de todos los tiempos en la ciudad.  

Imagen 2La fuerza de la lluvia fue tal que la capital desapareció bajo el agua durante 5 años, tiempo en el que incluso se llegó a plantear su traslado a otro lugar. La ciudad tuvo que emerger y reconstruirse desde cero, aquella catástrofe marcó una generación entera y es conocida como el diluvio o inundación de San Mateo.

A inicios del siglo 17 la ciudad sufrió hasta 5 grandes inundaciones, por ende las autoridades pensaron que lo mejor era construir un desagüe que fuera drenando los lagos de la cuenca de México, el encargado del proyecto fue el ingeniero Enrico Martinez que comenzó las obras en el canal de Huehuetoca en 1607, pero que ya presagiaba que un eventual desastre pudiera suceder en la capital del país.  

Fue entre el 20 y 21 de septiembre de 1629 cuando un gran “aguacero” azotó la capital, por lo que Martínez decidió bloquear la entrada del canal para evitar que el agua afectará a las reparaciones que se le estaban realizando al proyecto, las medidas fueron inútiles y la ciudad desapareció bajo el agua.

Imagen 1

Ante esta situación se consideró trasladar la capital del país a otra parte, sin embargo, esta idea fue desechada debido a que no era factible económicamente, por lo que se colocaron puentes de madera en las azoteas y se recuperaron canoas, como en la antigua Tenochtitlan, pues era la única manera de trasladarse dentro de la ciudad, mientras que tenías que entrar a las casas por las ventanas del 2 piso.    

La gran inundación y otros desastres con las lluvias

La ciudad siguió sufriendo lluvias torrenciales y permaneció bajo el agua durante algo más de 5 años, no fue hasta 1634 que una sequía disminuyó el nivel del agua, se estima que murieron unas 30 mil personas en total, ahogadas o por las enfermedades causadas por las inundaciones durante los años posteriores.  

En la Ciudad de México actual no quedan más de 10 construcciones anteriores a 1629, la catástrofe fue tal que hubo que reconstruir toda la ciudad.  

Aunque las personas olvidaron con el paso del tiempo esta gran catástrofe, la que no olvida es la madre tierra y sigue provocando lluvias dentro de la capital dejando a las alcaldías de Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Álvaro Obregón  con grandes problemas de inundaciones, por otra parte regiones como Atizapán, Tlalnepantla y Naucalpan son las más afectadas en el estado de México.  

Imagen 3

Fuentes: BBC, Business Insider

@Cronicamexicana

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail