Datos sorprendentes del Lago de Texcoco

Datos sorprendentes del Lago de Texcoco

El Lago de Texcoco era el lugar elegido para que se construyera el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), pero por distintas circunstancias esta mega obra fue cancelada, sin embargo, el lugar no deja de ser un gran espacio importante en la capital mexicana.

Este lago siempre ha tenido un espacio muy importante en la historia de la Ciudad de México, fue aquí donde los antiguos aztecas vieron la señal para la construcción de su nueva ciudad, aunque hoy ya perdió gran parte de su esplendor debido a distintos factores como los malos manejos y la contaminación provocada por el hombre.

Cuando los españoles llegaron en el siglo 16, Tenochtitlán estaba edificada sobre 6 lagos que se unificaban durante la temporada de lluvias y constituían el Lago de Texcoco. Este cuerpo de agua llegó a ser el más importante del sistema hidrológico del Valle de México y llegó a medir 2 mil kilómetros cuadrados.

Imagen 1

En 1555 la Ciudad de México sufrió una gran inundación, por lo que el albarradón fue reconstruido, pese a eso las continuas inundaciones seguían siendo un grave problema.

En el periodo novohispano se apostó por ganar espacio a los lagos y ríos que vivían en el Valle de México. La primera obra de ingeniería cuyo objetivo era desecar la ciudad fue el Tajo de Nochistongo, una salida de las aguas ideada por Enrico Martínez en el siglo 17.

La expansión de la Ciudad de México aumentaba y la cercanía con los lagos continuaba provocando inundaciones en zonas habitadas. Durante el gobierno de Maximiliano de Habsburgo se intentó dar una solución final a la situación, construyendo el Gran Desagüe del Valle de México y la red de colectores y atarjeas, pero no fue hasta la época del Porfiriato que el proyecto se terminó y la obra fue inaugurada en 1900.   

Imagen 2

A continuación te damos algunos datos curiosos de este gran lago de la capital mexicana:

  • En el lago se producía el tequesquite, una sal gruesa y tosca que todavía se emplea en la gastronomía tradicional mexicana.
  • En la época prehispánica, su profundidad era de 11 metros aproximadamente, y para 1800 ya era de cuatro o cinco metros.
  • El desarrollo urbano de la Ciudad de México se encuentra históricamente unido a la desecación del lago de Texcoco.
  • En las últimas décadas del siglo 19,  el vaso del Lago de Texcoco era usado como depósito de aguas negras.
  • La zona del Lago de Texcoco recibe anualmente en promedio 150 mil aves migratorias.

A lo largo de su historia este lago representó una paradoja para la Ciudad de México, pues aunque era muy extenso y se podría transportar y realizar diversas actividades como la  pesca de manera más fácil en el lago, su agua no era potable, por su salinidad y porque acumulaba los sedimentos de otros lagos más elevados, hoy día no se podría entender el incremento de la capital mexicana sin la necesidad de tener que secar dicho lago, aunque aún podamos ser testigos de lo que en algún momento ese lago fue para la zona.

Imagen 3

  

Fuentes: México Desconocido, El Universal

@Cronicamexicana

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail